Real Madrid y Villarreal, a semifinales con épica

España vivió otra noche mágica en la Champions League. Real Madrid y Villarreal lograron una épica clasificación a las semifinales del más importante torneo de clubes del mundo. 

En su estadio Santiago Bernabeu, el Madrid había perdido 3 a 1 ante Chelsea durante el tiempo regular.

Con la serie empatada 4 a 4 porque el mismo resultado pero a la inversa se había dado la semana pasada en Londres, fueron al suplementario en el que otra vez Karim Benzemá de cabeza, marcó el tanto que puso 5-4 la serie y posibilitó un nuevo pasaje madridista a la instancia semidecisiva en la que enfrentará al ganador del partido que este miércoles disputarán Atlético Madrid y Manchester City.

Al mismo tiempo y en Alemania, el Villarreal hizo historia. Con Gerónimo Rulli en el arco y Juan Foyth y Giovani Lo Celso durante todo el partido, igualó 1 a 1 con el poderoso Bayern Munich y al haber ganado 1 a 0 en el partido de ida como local, logró una clasificación a semifinales que no se le daba desde 2005 con un equipo memorable cuyo enganche era Juan Román Riquelme y eliminó a uno de los gigantes del fútbol europeo.

El partido de Madrid tuvo todos los atributos de un gran espectáculo. Chelsea dejó de lado la derrota que había sufrido de local y sorprendió al Real manejándole la pelota con mucha seguridad y precisión y plantándose con gran carácter sobre el campo de juego.

Mason Mount abrió la cuenta a los 15 minutos del primer tiempo con un derechazo bien colocado y a los 6 minutos de la segunda etapa, el alemán Antonio Rudiger de cabeza anotó el segundo ante la desorientación del equipo local que corría detrás de la pelota sin poderla recuperar.

Luego de que el árbitro polaco Szymon Marciniak le anulara a instancias del VAR un gol a Marcos Alonso por una supuesta mano previa, a los 30 minutos del segundo tiempo, el alemán Timo Wermer enganchó dos veces en el área madridista y anotó el  3 a 0 que instalaba al Chelsea en las semifinales.

Pero cinco minutos más tarde, Luka Modric hizo un pase de crack con el revés del botín derecho y habilitó al brasileño Rodrigo que convirtió el tanto de descuento que, en paralelo igualó la serie y la mandó al alargue.

A los 6 minutos del tiempo suplementario, otro brasileño, Vinicius, sacó un centro desde la izquierda y Benzema de cabeza marcó su cuarto gol en la llave, el más valioso de todos: con ese tanto, Real Madrid repuso la serie a su favor (5 a 4 en el global) y eliminó a un Chelsea que dejó todo sobre la cancha como le correspondía hacerlo al último campeón de Europa. Pero no le alcanzó.

En el Allianz Arena de Múnich, en tanto, Bayern aprovechó una mala salida desde el fondo de Villarreal y se puso en ventaja con otro gol de su artillero, el polaco Robert Lewandowski, a los 7 minutos del segundo tiempo (Lewandowski lleva 13 tantos en la actual edición de la Champions).

Pero cuando faltaban dos minutos y medio para el final, Gerard Moreno contraatacó por la izquierda, sirvió el centro y el nigeriano Samuel Chukuwueze empató dejando a los alemanes en silencio.

De esta manera, el equipo que dirige Unai Emery aguarda ahora lo que vaya a suceder este miércoles en Anfield Road con el partido entre Liverpool y Benfica. Sea cual fuere su rival, el «Submarino Amarillo» ya es la gran revelación de esta temporada en la Champions. Ahora irá por más.

Página|12