La inflación de marzo fue del 6,7%, traccionada por educación, indumentaria, vivienda y alimentos

En el análisis interanual el aumento acumuló un 55,1%. Lo que se denomina inflación núcleo arrojó el indicador más alto en 29 meses, con 6,4% intermensual y 57,4% interanual.

Se esperaba un fuerte salto de los precios minoristas en marzo y el Indec superó las expectativas. El ente estadístico nacional publicó su Indice de Precios al Consumidor (IPC) del tercer mes del año con una variación del 6,7% en promedio.

En el análisis interanual el aumento acumuló un 55,1%.

El salto fue más alto de lo que esperaban las empresas, que proyectaban el 5,5%, de acuerdo a la última versión del Relevamiento de Expectativas de Mercado que elabora el BCRA.

La inflación núcleo arrojó el indicador más alto en 29 meses, con 6,4% intermensual y 57,4% interanual.

Los rubros más alcistas fueron Educación, debido a las subas de los servicios de todos los niveles, con un 23,6%; Prendas de Vestir y Calzado, con un 10,9% asociado al cambio de temporada; Vivienda, Agua, Electricidad, Gas y Otros Combustibles, donde pesó el aumento de las tarifas en distintas regiones, con 7,7%; y Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, con un salto del 7,2%.

En este último rubro se registraron aumentos del 24,8% en Pan de Mesa; y del 17,7% en Pan Francés Tipo Flauta.

El Pollo Entero aumentó 15,1%; la Leche Entera en Sachet, el 13,9%; y los Huevos de Gallina, el 21,6%; y Café Molido, el 19%, entre muchos otros registros altos.

También hubo algunas caídas del 27,6% en Lechuga, 10,9% en Tomate Redondo; y 7,6% en Zapallo Anco, entre otras.

Por debajo del promedio general también se registraron niveles altos: Bebidas Alcohólicas y Tabaco, 5,7%; Bienes y Servicios Varios, 5,5%; Transporte, 5,5%; Hoteles y Restaurantes, 5,4%; Salud, 5%; Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, 4,4%; Comunicación, 3,4%; y Recreación y Cultura, 3,3%.

Los precios regulados aumentaron 8,4%, con fuerte aceleración respecto a febrero, con rol destacado de los cigarrillos, las prepagas, los combustibles y la telefonía móvil. En el Gran Buenos Aires, estos precios promediaron el 9,1%.

Miradas

La consultora LCG destacó que el promedio inflacionario de los últimos tres meses promedió el 5,1%, que equivale a una tasa anualizada del 81,5%. En el primer trimestre la inflación acumula 16,1%, lo que supone que los registros mensuales deberían desacelerar en el orden del 2,7% en los próximos meses para mantenerse en el margen de lo máximo acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El pronóstico de esta entidad es que la tendencia seguirá alcista, en parte porque este año se esperan aumentos del tipo de cambio y tarifas en el marco del pacto con el FMI, también porque se espera que el marco mundial seguirá metiéndole presión a la economía. Asimismo se advierte que la mayor inflación puede empezar a impactar en la actividad económica por la caída de los ingresos reales.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) coincidió en la advertencia relacionada al salario y a las jubilaciones y profundizó sobre el marco internacional, donde también se registró un salto inflacionario importante en los primeros meses del año.

“Hay dos factores preponderantes: la salida de la pandemia y la invasión de Rusia a Ucrania. El primer factor venía teniendo impacto en el primer bimestre y el segundo lo hizo a partir de marzo. El debate actual gira en torno a si el salto de precios relativos y de inflación terminará en algo meramente transitorio o si, por el contrario, tendrá rasgos de mayor permanencia”, planteó la fuente.

Tiempo Argentino