Buenos triunfos de Schwartzman y Delbonis en el arranque de Montecarlo

Los argentinos Diego Schwartzman y Federico Delbonis pasaron con éxito este lunes sus respectivos estrenos en el Masters 1000 de Montecarlo, mientras que Sebastián Báez puso en apuros al español Pablo Carreño Busta, pero se quedó con las ganas de triunfo.

El Peque superó con muchísimo esfuerzo al ruso Karen Khachanov y el azuleño venció al español Jaume Munar para meterse en la segunda ronda del primer torneo importante de la gira europea sobre polvo de ladrillo.

Schwartzman, finalista este año en el Argentina Open y en el ATP 500 de Río de Janeiro, necesitó tres horas y siete minutos para eliminar al ruso Khachanov, número 24 del mundo, por 7-6 (7-5), 3-6 y 6-3 en un duelo caliente y muy cambiante. El «Peque» quedó así 3-2 al frente del historial con el moscovita, ya que lo había vencido en el Masters 1000 de Miami 2017 y Viena 2019, mientras que el ruso le ganó en el Masters 1000 de Cincinnati 2017 y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Schwartzman, de 29 años, se encontrará en la siguiente ronda con el húngaro Marton Fucsovics (57), con quien está igualado 1-1 en los antecedentes por el circuito ATP. El húngaro debutó en el certamen el domingo con un ajustado triunfo sobre el sudafricano Lloyd Harris

Por su lado, Delbonis, número 34 del ranking ATP, empleó 2 horas y 27 minutos para ganarle a Munar 6-4, 3-6 y 6-4, por tercera vez en cuatro partidos. En la próxima instancia, el campeón de la Copa Davis 2016 se enfrentará al alemán Alexander Zverev, número tres del mundo y segundo preclasificado en el torneo del Principado.

El germano, que se estrenará en segunda ronda tras superar la primera por ranking, le ganó al argentino las dos veces que lo enfrentó en el circuito, ambas en 2019 sobre polvo de ladrillo.

Báez, en tanto, luchó mientras pudo y colocó en aprietos a Carreño Busta, 19 en el escalafón, hasta finalmente caer por 6-4, 4-6 y 6-2. Tras perder el set inicial, el argentino igualó el marcador y llegó a quebrar el saque del español en el inicio del parcial decisivo, pero Carreño se recuperó y aprovechó el cansancio de Báez para sentenciar la victoria.

El Masters 1000 de Montecarlo tuvo tres campeones argentinos en su historia: Guillermo Vilas en 1976 y 1982; Alberto «Luli» Mancini en 1989 y Guillermo «Mago» Coria en 2004.

Télam