Lanzaron nuevas canastas para garantizar el acceso a productos básicos

Además, con el objetivo de garantizar el acceso a productos esenciales, la Secretaría de Comercio Interior renovó los principales programas +Precios Cuidados y Cortes Cuidados, una nueva etapa vigente hasta el 7 de julio.

La Secretaría de Comercio Interior lanzó esta semana una nueva canasta de productos para comercios de proximidad, y otra de frutas y hortalizas a valores de referencia en supermercados, que estarán disponibles a partir de este lunes 11 de abril.

La dependencia oficial que conduce el secretario Roberto Feletti lanzó el último jueves canastas que incluyen productos de almacén, carnes y verduras.

Además, con el objetivo de garantizar el acceso a productos esenciales, se renovaron los principales programas +Precios Cuidados y Cortes Cuidados.

+Precios Cuidados

Comenzó a regir la nueva etapa de +Precios Cuidados, el acuerdo anual con más de 150 empresas que contempla una canasta con 1.763 productos representativos del consumo promedio en diversos rubros y categorías.

A los 1.359 productos de +Precios Cuidados, se sumaron otros 404 productos que se incorporan a partir de la entrada en vigencia del fideicomiso privado para harina 000 y fideos secos que participen de +Precios Cuidados, lo que arroja el total de 1.763 productos para esta nueva fase del programa.

En este período, que se extiende hasta el próximo 7 de julio, se acordaron nuevas pautas de revisión que serán del 6,37% promedio para todo el trimestre y que se implementarán con una corrección mensual promedio del 2,3% hasta el 7 de mayo, 2,23% hasta el 7 de junio y 1,71% en el último mes.

El programa integra una extensa gama de productos en los rubros almacén, limpieza, librería, perfumería, cuidado e higiene personal, artículos para bebés, mascotas, frescos, como lácteos, fiambres, pastas frescas, tapas de empanadas y de tartas, congelados y bebidas.

Están disponibles todos los días de la semana en grandes cadenas de supermercados minoristas y mayoristas como Jumbo, Vea, Disco, Changomas, Coto, Carrefour, Día, Josimar, La Anónima, Libertad, Vital, Cooperativa Obrera, Súper Santiago, Supermercado Himisa, Beltrán, Blü, Borbotti, El Solar, El Zorzón, Único, El Abastecedor y Alfa.

Canasta de productos para comercios de proximidad

Además, se logró consensuar y agregar dentro de +Precios Cuidados una canasta complementaria de productos esenciales para comercios de proximidad.

Serán 60 artículos de consumo masivo que se comercializarán en negocios de cercanía de todo el país a partir del lunes 11 de abril.

El programa incluye artículos de higiene personal, limpieza del hogar, alimentos y bebidas disponibles en autoservicios de origen chino, almacenes, supermercados y polirrubros de todo el país.

El objetivo es que esta iniciativa establezca precios de referencia en comercios de proximidad, con el propósito de reducir la dispersión de valores que existe entre estos locales y las grandes cadenas de supermercados.

Canasta de frutas y verduras
Asimismo, se incorporó una canasta de frescos de frutas, verduras y hortalizas para la comercialización en grandes cadenas de supermercados minoristas y mayoristas disponible a partir del lunes 11 de abril.

Esta categoría tendrá renovaciones mensuales con actualizaciones tanto de precios como de productos, para respetar la estacionalidad de los vegetales y que la oferta sea siempre fresca y de calidad nutricional.

Para abril, los productos y precios seleccionados (por kilo) son papa (negra) a $49, cebolla a $69, tomate (redondo) a $199, lechuga (criolla o capuchina) a $160 y manzana (royal gala) a $180.

Estarán disponibles, en una primera instancia en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), todos los días en los supermercados Día, Walmart, Changomas, Jumbo, Vea, Disco, Coto, Carrefour y Makro.

Hacia adelante, el propósito es ampliar esta medida tanto al resto del país como hacia los comercios de cercanía.

Cortes Cuidados

Por otra parte, se extendió el programa Cortes Cuidados, que incluye siete cortes populares de carne vacuna a precios de referencia muy por debajo de los que se encuentran en el mercado, que se comercializan de lunes a viernes en más de mil bocas de expendio en todo el país.

En esta nueva etapa, que también se extenderá hasta el 7 de julio, los valores de los cortes serán (por kilo): asado $679, vacío $815, matambre $810, falda $449, tapa de asado $679, nalga $859 y paleta $699.

En este caso, los cortes tienen una pauta promedio de aumento del 2,8% para el primer mes, pero el asado y la falda mantienen el mismo precio que en la fase anterior.

Las y los consumidores podrán encontrar estos cortes en grandes cadenas de supermercados minoristas y mayoristas como Jumbo, Coto, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día, Changomas, Vital, Makro y carnicerías adheridas a las cámaras de frigoríficos Unica y ABC.

Para el FMI «la receta de subir tasas para bajar inflación puede ser rudimentaria»

Un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sugiere que los bancos centrales del mundo deberían acostumbrarse a convivir con inflación por un tiempo, debido a la incertidumbre de la recuperación, la duración de la pandemia y la guerra en Ucrania, al tiempo que argumentan que la receta única de subir las tasas de interés para combatir la inflación, tal como marca la teoría monetaria tradicional, «puede ser una herramienta rudimentaria».

El informe, firmado por los economistas Ruchir Agarwall y Miles Kimball, afirma que pese a que «la teoría económica estándar establece que la inflación se saldrá de control bajo una combinación prolongada de ciertas políticas monetarias y fiscales, si la inflación persiste, merece un examen más detenido», consideraron en relación con la suba de precios que tomó impulso en 2022 en el mundo.

Los autores sugirieron que no hay una receta única para combatir la inflación, ya que «la respuesta depende tanto de la distribución de los shocks en la economía como de cómo reaccionan los bancos centrales (y los ministerios de finanzas)».

También manifestaron que estas subas de precios no serían perjudiciales en el largo plazo.

En este sentido, el texto del FMI explica que «la duración del episodio de inflación actual -(que afecta al mundo en general)- dependerá de (la interacción entre la persistencia de la estrechez del mercado laboral y los cuellos de botella de la cadena de suministro y la respuesta del banco central y la duración de la guerra en Ucrania y su impacto en los precios de la energía, los alimentos los precios y el crecimiento mundial, entre las principales causas.

Aventuran que estas subas de precios no serían en principio perjudiciales a largo plazo. «Si la historia sirve de guía, no experimentaremos un aumento descontrolado de la inflación más allá de un par de años en el futuro», aunque algunos países pueden perder su status de blue chip (mantenerse con una inflación de hasta 4% anual por tres años consecutivos), en gran parte debido a la inflación que ya ha tenido lugar durante la pandemia, advirtieron.

«La aversión de los bancos centrales por la inflación puede ser suprimida dado el impacto duradero a largo plazo de la pandemia, la incertidumbre sobre la recuperación y la tentación de inflar las cargas de deuda más altas a nivel mundial», explican los economistas acerca de las políticas usuales de los bancos centrales para combatir la inflación, que incluyen por ejemplo, retirar dinero en poder de los consumidores.

Aquellos que se resisten a bajar la inflación, y por ende, «poner fin a la recuperación prematuramente, citan una menor participación en la fuerza laboral en comparación con los niveles previos a la pandemia», señalaron.

En consecuencia, explican que muchos bancos hoy tienen tasas de referencia mucho más bajas que las que deberían tener para combatir la inflación, debido a que siguen priorizando la recuperación.

Natalia González

Télam