Participantes coinciden en el potencial de transformación e inclusión de este espacio

Este último miércoles 30 de marzo fue la fecha establecida para las reuniones virtuales de las comisiones, correspondientes al Parlamento de la Mujer 2022: «Misioneras Protectoras de la Tierra sin Mal», que es promovido por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira.

Los encuentros, cuatro en total, fueron transmitidos por el canal de Youtube «Parlamento Misionero».

En tres minutos, cada legisladora expuso ante la comisión, los argumentos en defensa del proyecto presentado y más tarde, las integrantes de la misma votaron la aprobación de los dictámenes. Los proyectos que alcanzaron el acuerdo serán tratados mañana jueves 31, desde las 9, en el Recinto de sesiones.

Durante la mañana se desarrollaron las comisiones de Salud, Legislación; y de Recursos Naturales, Conservación y Medio Ambiente. Para la tarde se previó la exposición de proyectos vinculados a Niñez, Género, Familia y Juventud; y Educación y Trabajo.

Carolina Rodríguez, oriunda de Concepción de la Sierra, consideró que el «Parlamento es una instancia de participación ciudadana importante para las mujeres, de inclusión también porque federaliza la cuestión».

«Vienen mujeres de toda la provincia a presentar sus ideas, contar sus vivencias y a exponer, en forma de proyectos, sus intereses», manifestó.

Rodríguez llegó al Parlamento de la Mujer con un proyecto para restaurar la selva misionera en zonas afectadas por incendios. Con la iniciativa postula el recupero de áreas productivas en términos económicos, pero, principalmente los ambientes naturales y la biodiversidad.

Su par, Dora Brítez, presidente del barrio El Porvenir I de Posadas también presentó un proyecto vinculado con el ambiente, esta vez para crear el Programa de centros materno infantiles ecostustentables.

En términos de la experiencia manifestó la «emoción» de resultar seleccionada y la posibilidad que representa «de que el sueño, que es el proyecto, se haga realidad».

En el mismo sentido Blanca Núñez del paraje Dos Hermanas de Bernardo de Irigoyen ponderó «el orgullo y la responsabilidad» que significan «ocupar este espacio».

El Parlamento –aseguró- es de la «mujer común», aquella con ideas y conocedora de las necesidades de la provincia.

Núñez propuso el desarrollo de un protocolo de actuación rápida para casos de maltrato, violencia, abuso o acoso a niños, niñas y adolescentes, que pueda aplicarse en establecimientos educativos y centros de salud.

Para Johana Luján de Puerto Piray este ejercicio de roles «brinda accesibilidad, conocimientos, preparación y también contactos», además permite entender que las «iniciativas pueden concretarse».

De su proyecto explicó que se trata de la creación de un centro «de detección y contención para niños con discapacidad y un programa de asistencia móvil para los 77 municipios».

En tanto, Florencia Leiva, de Eldorado se refirió al Parlamento de la Mujer como un «espacio que se brinda a las mujeres, en el que podemos venir a sumar y a aportar nuestro granito de arena con propuestas, en su mayoría a favor de las mujeres y del género; es un espacio muy importante que todas aprovechamos y agradecemos, tanto al diputado que representamos como al presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira».

Leiva impulsa la «creación de un Consejo Provincial de áreas de familia, mujer, géneros y diversidades en el ámbito del ministerio de Desarrollo Social, integrado por todas las áreas que trabajan con esta temática en todos los municipios para poder fortalecer y visibilizar el trabajo que se viene realizando».

Por su parte, Antonella Piedrabuena, de Posadas, señaló que promueven un «proyecto para la creación de una casa transitoria para personas travestis, transexuales y transgénero. Se trataría de un Hogar de día, un lugar para que tengan contención y donde refugiarse, con capacitaciones y talleres de oficio para que puedan insertarse en el ámbito laboral».

«El Parlamento de la Mujer es muy importante porque mujeres comunes venimos a exponer nuevas ideas, inquietudes que tenemos la gente común, y es muy importante porque así también de estos proyectos, los diputados pueden sacar leyes», argumentó Piedrabuena.

Para Susana Rodríguez, de San Ignacio, el Parlamento «brinda una excelente oportunidad a la mujer misionera para expresarse».

Rodríguez propone con su proyecto, la creación de una Escuela de Género Itinerante que «recorra los 77 municipios, con el fin de poner en valor los derechos que tienen las mujeres, y fortalecerlos, dando visibilidad a las leyes, y generando un espacio que les permita ser independientes».