Hoy se celebra el Día Mundial del Agua

El 22 de Marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Esta fecha fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1992. Su objetivo es concientizar acerca de la crisis general mundial del agua y sobre la necesidad de implementar urgentes soluciones para resolver esta crisis que afecta a miles de millones de personas y al planeta en su totalidad. El agua es vida. La vida se encuentra amenazada.

REHUNO Salud celebra el Día Internacional del Agua sumando su voz a la de millones de personas y organizaciones que reclaman respuestas y acciones urgentes para revertir la crisis general sobre este tema.

El agua es símbolo de vida. El 60% de nuestro cuerpo es agua. El 70% de la superficie del planeta está cubierta de agua. Las diferentes culturas y la historia de la humanidad nos muestran al agua como símbolo, reflejo y sustento de lo que ocurre con la vida y su evolución en el planeta.

Desde REHUNO, en diferentes notas, hemos querido mostrar las condiciones de violencia social que implica la crisis del agua.

En la primera nota denunciamos la situación actual donde un tercio de la población mundial no tiene acceso al agua potable y se calcula que en el año 2050 esta situación alcanzará al 50% de la población mundial con el aumento de las enfermedades, hambrunas y muertes asociadas.
En la segunda nota presentamos soluciones inmediatas y probadas para resolver el acceso al agua potable basadas en la conversión de agua salada.

En la tercera nota denunciamos la monstruosa relación de los presupuestos asignados por los países para financiar gastos en armamentos y guerra versus los asignados para resolver los problemas de acceso a la salud y más precisamente al agua potable: “Presupuestos para la muerte vs. Presupuestos para la Vida”.
Pero bien, esto que mostramos no es nuevo. Millones de personas levantan voces y reclamos similares en todas las latitudes del planeta. Parece no ser suficiente. ¿Se puede revertir esta tendencia? ¿Es posible una transformación profunda de esta situación? ¿Cuál es la raíz de este problema?

No es un problema político o geopolítico, tampoco cultural, ni étnico. La raíz del problema se basa en el valor fundamental que alimenta el sistema social mundial actual: el dinero, el poder del dinero, el “mito” del dinero. Ese mito fundamental que ilusiona a la sociedad como símbolo de poder, de consumo, de permanencia, de violencia.

La solución de los problemas ecológicos fundamentales (entre ellos los referidos al agua) se resolverían progresivamente en un período de 30 a 50 años si la sociedad mundial destinara los recursos económicos y tecnológicos (ya existentes) para su prioritaria solución.

¿Es esto posible? Si. ¿Es una utopía? Tal vez.

La caída o transformación de un “mito” como el actual del dinero no llegará por discusiones políticas. Sólo será posible si la sociedad comienza a alimentar e impulsar una nueva esperanza, un nuevo horizonte social, superador de la violencia y del sufrimiento actual.

¿Qué utopía, qué nuevo “mito” alimentará esta esperanza? Sin lugar a dudas que uno es encaminarse (directa o indirectamente) a la constitución de una “Nación Humana Universal” que priorice el bienestar humano sin ante-predicativos económicos, regionales, étnicos, ni culturales. Un planeta, una sola nación, una sola sociedad mundial.

En este 22 de Marzo, Día Mundial del Agua, levantemos nuestra voz para reclamar la superación de esta crisis del agua que afecta al planeta. Al mismo tiempo, elevemos la mirada y alimentemos en nuestros corazones ese ideal que anida en el interior de millones de personas: la constitución de una Nación Humana Universal. Desde esta nueva perspectiva toda respuesta y toda solución a los problemas ecológicos y ambientales actuales será más fácil… será posible.

REHUNO – Red Humanista de Noticias en Salud

pressenza