La Argentina aspira obtener una mayoría superior al 80% en el board

El próximo 25 se votará el entendimiento logrado con el país. El sábado el Fondo informó de la postergación de los vencimientos previstos para esta semana, que podrán concretarse hasta el 31 próximo. El viernes también se abordará el caso de Rusia en el organismo.

La Argentina intentará obtener el próximo 25, día de la reunión del board del Fondo Monetario Internacional (FMI), una mayoría de más del 80% de los miembros del directorio para la aprobación del acuerdo de Facilidades Extendidas. Si bien la reunión original del board estaba programada para mañana, al falta de consenso sobre cómo definir la situación de Rusia (su suspensión temporal o directamente su expulsión), hizo que el encuentro se postergara. En consecuencia, la nueva fecha le servirá para tratar dos de los temas más importantes en los tiempos recientes del Fondo: el acuerdo con su mayor deudor histórico, Argentina, y la estabilidad de uno de los países más importantes a nivel internacional, Rusia, que además estaba protagonizando junto con China una carrera lenta pero segura de aumento de su influencia y penetración en los mercados financieros internacionales.

El caso argentino será así un debate importante, pero no el más trascendente de la próxima reunión del board, donde probablemente el análisis de la decisión de Vladímir Putin de invadir Ucrania y las consecuencias de ese hecho en la economía mundial se lleven la mayor parte del tiempo de debate del cuerpo directivo del Fondo. Curiosamente, quizá, eso ayude a acelerar la aprobación del acuerdo con el país, ante el argumento de cerrar el problema argentino, y no sumar más ruido a un panorama financiero y económico mundial de alta conflictividad e imprevisibilidad. Ante este panorama, se especula en Buenos Aires, el nivel de aprobación del Facilidades Extendidas en el directorio, podría tener un porcentaje importante; superando incluso el 75% que se hubiera necesitado si se estuviera resolviendo un acuerdo con alteraciones al estatuto orgánico del FMI; algo que finalmente no será necesario en el caso argentino. Pero de todas formas, se sabe en el Ejecutivo nacional, no es lo mismo una aprobación con porcentajes mínimos que con un apoyo internacional importante. Para lograr un porcentaje importante, habrá que convencer en cuatro días a los Estados Unidos, para que avale el Facilidades Extendidas y levante la mano de manera positiva en el momento de votar. Se supone que este país apoyará, pero, hasta el viernes, no había garantías definitivas de esta posición. Sí estarían contabilizados como a favor los votos de la Unión Europea, China, los países árabes, África y, obviamente, América Latina. No se sabe como votarán Canadá, Japón y el Reino Unido, quienes detentan un porcentaje importante de los votos. Si EEUU apoyara, el nivel se elevaría por encima del 80%; un porcentaje suficiente como para que el Facilidades Extendidas pueda mostrar un aval importante.

Habrá que reconocer el trabajo de la subdirectora Gita Gopinath y el director del Fondo para el Hemisferio Occidental, Illan Goldfajn, que la semana pasada aceleraron los tiempos burocráticos para que la revisión técnica dentro de las diferentes reparticiones del Fondo pueda completarse en tiempo récord. En general, en situaciones normales, desde la presentación de los papeles firmados ante el Fondo hasta que todas las reparticiones del propio FMI terminan de dar su visto bueno; pasan entre 15 y 20 días; hasta que finalmente todos los documentos llegan al board. Por decisión y voluntad de la subdirectora gerente y el director general para el Hemisferio Occidental, los trámites comenzaron hacia 10 días, y para el próximo 25 la circulación de la Carta de Intención y el texto definitivo del Facilidades Extendidas estará en condiciones técnicas y fácticas de ser aprobado por el directorio del organismo.

El tiempo para la aprobación del acuerdo por parte del board fue confirmado el sábado pasado por la mañana, por el propio organismo a través de una comunicación de su vocero Gerry Rice. “Para dar tiempo a contemplar los rápidos cambios en los acontecimientos mundiales, incluida la guerra en Ucrania, el Directorio Ejecutivo del FMI se reunirá el viernes 25 de marzo para analizar la solicitud de Argentina de un programa respaldado por el Fondo”, sostuvo el FMI. “También puedo confirmar que las autoridades han informado al FMI que combinarán las obligaciones de pago de Argentina con vencimiento el 21 y el 22 de marzo en una sola recompra a ocurrir con anterioridad del 31 de marzo de 2022, por un monto total equivalente a unos DEG 2.014 millones”, completó Rice. Con esto, desde el FMI, confirmaron que pese a que el board no aprobará el acuerdo antes del 22 de marzo, igual el país no entrará en atrasos. Pero además, le dio un guiño a la Argentina, como que ya se sabe que el Facilidades Extendidas será aprobado por el directorio de la entidad.

Carlos Burgueño

Ámbito