“La 170 está sólidamente respaldada desde lo técnico y desde lo legal”

Enfático y con datos concretos, el presidente del INYM, Juan José Szychowski, ratificó hoy la plena vigencia de la Resolución 170/21 que determina un ordenamiento equitativo de las nuevas plantaciones de yerba mate para evitar una sobre oferta de hoja verde, lo que desencadenaría un desequilibrio entre oferta y demanda y la consecuente crisis socio económica.

Enfático y con datos concretos, el presidente del INYM, Juan José Szychowski, ratificó hoy la plena vigencia de la Resolución 170/21 que determina un ordenamiento equitativo de las nuevas plantaciones de yerba mate para evitar una sobre oferta de hoja verde, lo que desencadenaría un desequilibrio entre oferta y demanda y la consecuente crisis socio económica.

Junto al vicepresidente y al director por la Producción en la Institución, Ricardo Maciel y Jonás Petterson, y al síndico Emilio Jouliá, el presidente del INYM recordó que “la Ley 25.564 y su decreto reglamentario establecen que en caso de observarse una posible súper producción de hoja verde deben tomarse medidas para evitar el desequilibrio”, y agregó que “cumpliendo lo que establece la norma y con información estadística y datos de que se habían llevado a terrenos miles de nuevas plantas, lo que proyectaba millones de kilos más de hoja verde para el período que va hasta el 2026, tomamos la decisión de aprobar la Resolución 170”.

En paralelo, el INYM “inició un intenso trabajo de actualización del registro de superficie plantada y de productores”, dijo. Las áreas de Registro, Técnica e Informática reunieron y corroboraron los datos de las declaraciones juradas de los operadores, la información obtenida durante visitas a las plantaciones e imágenes satelitales de alta resolución provistas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. “El resultado de ese relevamiento –continuó Szychowski- nos da que tenemos aproximadamente 30 mil hectáreas más de yerba mate y coincide con los datos que fueron de base para la 170”, señaló.

Así, el total de superficie cultivada de 209.276,90 hectáreas representa un 17,91 por ciento más que las registradas anteriormente, de 177.534,91 hectáreas. En tanto, el total de productores relevados que asciende a 12.699,00 representa un 3,08 por ciento más que los 12.320,00 referenciados anteriormente.

“¿Qué viene a ratificar esto?”, planteó Szychowski. “El año pasado cosechamos 882 millones de kilos de hoja verde y fue récord histórico. De las 209 mil hectáreas, hay 187 mil que están en producción y 22 mil hectáreas más que tienen entre 1 y 4 años, que van a entrar en producción en los próximos años.

Dicho de otro modo: con las 187 mil hectáreas logramos 882 millones de kilos de hoja verde suficientes para abastecer el mercado interno y las exportaciones. Las otras 22 mil hectáreas nos van a dar una oferta potencial de 220 millones más de yerba, por lo que llegaríamos a alrededor de 1.100 millones de kilos, es decir un absoluto desequilibrio entre oferta y demanda”, profundizó. “La 170 viene a ordenar esto, para que podamos seguir trabajando todos”, destacó.

En esa línea y con los datos en manos, Szychowski ratificó: “la 170 fue una medida acertada, tomada con datos sólidos, tiene un respaldo sólido desde lo técnico y desde lo legal, ya que se ajusta al artículo 4 de la Ley 25.564 y el artículo 9 de su decreto reglamentario, tiene el respaldo del Ministerio de Agricultura de la Nación mediante la Resolución 152/21, y cumple con lo establecido por el Plan Estratégico del Sector Yerbatero, cuyas líneas apuntan a lograr una economía equilibrada y con la mayor cantidad de actores posibles trabajando en nuestra cadena de valor”.

“No podemos volver al 2000”
Maciel, por su parte, ratificó el “absoluto acompañamiento del Gobierno de Misiones a las políticas que viene desarrollando el INYM y su Directorio, en función de que va en línea de lo que pregonamos, que es el sostenimiento de nuestra matriz productiva con agricultores arraigados en sus chacras”.

El representante de Misiones en el Directorio del INYM memoró que “la sobre oferta siempre fue la excusa de los grupos económicos concentrados para pagar bajo precio por la materia prima y los que producen materia prima son los agricultores”.

A modo de ejemplo, Maciel subrayó que “previo a la creación del INYM los industriales planteaban la sobre oferta como principal causa para pagar poco por la materia prima y eso es lo que estamos previendo, y queremos evitar con la 170. Son esas mismas empresas las que hoy están fomentando volver a tener en el cortísimo plazo un escenario similar a hace 20 años. Como misioneros no podemos volver a tener una crisis similar a la que tuvimos allá por el 2000, 2001 y 2002”.

“Tres empresas no pueden ser más que 12 mil productores”
Petterson explicó la importancia de la Resolución 170 desde lo social.

“Para nosotros, el sector de la Producción, la 170 es fundamental para poder desarrollarnos y crecer”, expresó. La norma “plantea un crecimiento paulatino, responsable, sustentable, para todos los eslabones de la actividad yerbatera, para que todos puedan ganar y seguir produciendo”, y surgió porque “no podemos volver a los tiempos donde la crisis nos obligaba a compartir vales de comida y de combustible”.

“No creo que tres empresas –que han solicitado un recurso de amparo para que la Resolución no se aplique- tengan más razón que 12 mil productores, de los cuales más del 80 por ciento son pequeños y medianos agricultores”, enfatizó el productor y dirigente yerbatero, al tiempo que ponderó que la yerba mate “es muy importante como economía regional y en cada uno de los pueblos donde se desarrolla”. En ese sentido, ilustró que “las grandes empresas generan riquezas que se dividen entre pocos y el resto de la cadena productiva genera una riqueza que se comparte y se complementa con otros sectores de la economía de nuestros pueblos”.

“El fallo del juez no se puede aplicar”
Sobre la decisión del juez federal correntino Gustavo del Corazón de Jesús Fresneda, quien hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la Asociación de Productores Molineros de Corrientes, el sindico Emilio Jouliá fue contundente al afirmar que “formuladas las consultas legales pertinentes, es una medida que no se puede aplicar a las empresas”.
“Respecto a la judicialización que se pretende de la 170, nosotros, en cuanto a la postura del INYM, entendemos que (Jesús Fresneda) no es el juez natural ni el juez de la Constitución Nacional que corresponde”, manifestó.

“El juez, de la ciudad de Paso de los Libres, primero dispuso una medida con respecto a una empresa radicada en Misiones, La Cachuera, y ahora esta segunda medida, que ya fue apelada (por el INYM) porque resulta que pretende que se suspenda la Resolución 170 para una Asociación de Productores y Molineros de la provincia de Corrientes, una asociación que no tiene una planta de yerba mate, que no está registrada como productor en el INYM; entonces, formuladas las consultas legales pertinentes, entendemos que es una medida que no se puede aplicar a las empresas”, detalló Jouliá.

El INYM, subrayó, “va a defender su política regulatoria; ya apelamos (la medida de Gustavo del Corazón de Jesús Fresneda) y vamos a esperar que la Justicia determine”.