Para Alberto Fernández, la llegada de Boric genera «expectativa para toda América Latina”

El Presidente participa este mediodía en el Congreso Nacional de Chile de la ceremonia de traspaso de mando de Sebastián Piñera al presidente electo de ese país, Gabriel Boric Font. “Tenemos una mirada común sobre muchos problemas y pensamos parecido”, señaló al llegar.

El presidente Alberto Fernández participa este mediodía en el Congreso Nacional de Chile, en la ciudad de Valparaíso, de la ceremonia de traspaso de mando de Sebastián Piñera al presidente electo de ese país, Gabriel Boric Font.

A su arribo al lugar, Fernández aseguró -en declaraciones a los medios locales- que la llegada de Gabriel Boric al gobierno de ese país es “no solo una esperanza para los chilenos sino también una expectativa para toda América Latina”.

“Con el Presidente tenemos una mirada común sobre muchos problemas y pensamos parecido”, señaló Fernández.

De la ceremonia de asunción participan también representantes de Brasil, Colombia, Bolivia, Paraguay, Uruguay, México, Ecuador, Haití, Brasil, República Dominicana, Países Bajos, Perú y una delegación de España encabezada por el Rey Felipe VI.

La llegada a Chile

Fernández llegó a Santiago de Chile cerca de las 9.15 de la mañana para participar de la ceremonia de asunción del mandatario chileno y luego mantener encuentros bilaterales con sus pares de Perú, Pedro Castillo; y de Bolivia, Luis Arce.

El mandatario argentino llegó a las 9.14, junto a su comitiva, al aeropuerto internacional Arturo Merino, en Santiago de Chile, donde fue recibido por autoridades chilenas y el embajador argentino en ese país, Rafael Bielsa.

Luego, se trasladó de inmediato a la ciudad costera de Valparaíso -a 120 kilómetros al noroeste de la capital-, donde está ubicado el Congreso chileno, donde se realiza desde las 12 la ceremonia de traspaso de mando.

Junto al canciller Santiago Cafiero y la diputada nacional Victoria Tolosa Paz, que forman parte de la comitiva, el Presidente compartió los últimos detalles del discurso que brindará en el almuerzo de honor del nuevo presidente chileno, que se realizará luego en la Residencia Presidencial de Cerro Castillo, en la ciudad de Viña del Mar.

En ese almuerzo, ambos mandatarios serán los únicos oradores al momento del brindis. Se trata de «un gesto inusual y muy valorado por el mandatario argentino», destacaron desde la Cancillería.

Luego, el presidente argentino mantendrá sendos encuentros bilaterales con Castillo y Arce, para reunirse a continuación con Boric.

La relación bilateral

La visita de Fernández se da en el marco de una relación bilateral «fluida y profunda», según destacó el jueves Cerruti en su habitual rueda de prensa de los días jueves en la Casa de Gobierno.

«Aunque se conocen desde hace mucho tiempo, en este corto tiempo de compartir las responsabilidades de gobernar de un lado y del otro de la cordillera, la verdad es que la relación entre ellos es fluida, es profunda; y esperamos que eso también sirva también para seguir profundizando las relaciones entre Chile y la Argentina», señaló la portavoz.

Además, remarcó la importancia de ese vínculo en el contexto del conflicto en Ucrania: «Esperamos que Latinoamérica, como tierra de paz, pueda ofrecerle al mundo un lugar donde pensar diferente», expresó la portavoz.

Cerruti informó asimismo como «una novedad auspiciosa» el hecho de que Boric le pidió a Fernández que «comparta la palabra con él en el almuerzo de jefes de Estado» previsto en el marco de los actos por la asunción.

«Es la primera vez que esto sucede, que un mandatario extranjero habla al cierre del almuerzo de presidentes de Estado», destacó la funcionaria, y agregó que Boric «le pidió especialmente que dirigiera su palabra al resto de los líderes que van a estar en ese momento acompañándolo».

La delegación

Fernández partió esta mañana desde Buenos Aires junto a una comitiva compuesta por el gobernador de San Juan, Sergio Uñac; el canciller Santiago Cafier; el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández; las ministras de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de Salud, Carla Vizzotti, y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

También forman parte de la delegación los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; los diputados nacionales Ana Carolina Gaillard, María Liliana Paponet, Victoria Tolosa Paz y Leonardo Grosso; la presidenta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Victoria Donda; la asesora presidencial Dora Barrancos y las Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto y Buscarita Roa (quien es chilena).

Otros argentinos que viajaron para la asunción son los músicos Víctor Heredia y Pedro Aznar, así como la escritora y activista feminista Rita Segato, que fueron invitados especialmente por Boric Font.

Entre las delegaciones invitadas a la asunción se encuentran los representantes de los gobiernos de Perú, Brasil, Colombia, Bolivia, Paraguay, Uruguay, México, Ecuador, Haití, Brasil, República Dominicana, Países Bajos y una comitiva española encabezada por el Rey Felipe VI.

Habitualmente son 1.300 los invitados, entre los representantes internacionales y los parlamentarios y ministros chilenos, pero en esta oportunidad solamente asistirán 500 por disposición sanitaria, debido a la pandemia de coronavirus.

Télam