Se firmó el dictamen del proyecto del acuerdo con el FMI

El dictamen se rubricó en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, por lo que será puesto a consideración del cuerpo en una sesión especial solicitada para este jueves a las 14.

El proyecto de ley que avala el acuerdo con el FMI obtuvo en la noche de este miércoles un amplio respaldo político en torno al dictamen que se firmó en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, por lo que será puesto a consideración del cuerpo en una sesión especial solicitada para este jueves a las 14.

Diputados de diferentes bloques de la Cámara de Diputados avalaron el acuerdo del Gobierno con el FMI por la deuda contraída por el expresidente Mauricio Macri.

El consenso fue el resultado de una serie de reuniones que se desarrollaron en varios despachos del Palacio Legislativo entre el presidente de la Cámara, Sergio Massa, y las autoridades de la mayoría de los bloques.

El plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, que analizaba el tema desde las 14, pasó a un cuarto intermedio hasta las 21. Y cerca de las 22.30 se conoció la concordancia de los bloques.

Cerca de las 20, Massa se había trasladado hacia la Casa de Gobierno para presentarle al presidente Alberto Fernández el principio de acuerdo al que accedieron en el Parlamento.

Ante el pedido de las bancadas de Juntos por el Cambio, del interbloque Federal y de Provincias Unidas, el oficialismo de Diputados accedió a resumir el texto en un solo articulado centrado en el aval al acuerdo, informaron fuentes parlamentarias.

Se dejarían así, exentas del respaldo legislativo, las metas trazadas por el Ministerio de Economía para cumplir con ese acuerdo, ya que primaría la posición opositora de que esa «no es materia parlamentaria».

Durante la jornada del miércoles, la tercera en el análisis del proyecto, se realizó el debate interno de los diputados, tras haber escuchado entre el lunes y el martes las explicaciones de funcionarios del Poder Ejecutivo y los testimonios de empresarios, sindicalistas y gobernadores.

En el marco de los discursos, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, destacó la importancia de avanzar en el dictamen favorable al proyecto que avala el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque admitió que «no tenemos nada que festejar».

«Nunca dijimos que esto soluciona el problema pero abre una ventana de tiempo en la que no tendremos que hacer ningún tipo de pago hasta el segundo semestre de 2026, es decir hasta más de la mitad del próximo gobierno que se elija en 2023», dijo Heller, al abrir el plenario de comisiones.

En ese marco, aseveró que «nos molestan las revisiones que el acuerdo trae aparejado», y agregó: «Sentimos desprecio por lo que representan las políticas del Fondo, como dijo el presidente Alberto Fernández, pero tenemos la responsabilidad de gobernar y esa deuda existe y ese compromiso existe».

Como anticipo del clima constructivo, al comienzo de la reunión Germán Martínez sostuvo: «Venimos a debatir, no venimos a descalificarlos», y destacó la «diversidad de las miradas que se expresaron» en la discusión que se inició el lunes.

Las posturas opositoras

Por Evolución Radical, el diputado Alejandro Cacace señaló que «el problema de la Argentina es que no genera confianza a nivel internacional ni en los mercados como para poder financiar su propio Gobierno, y esta es una gran diferencia con el resto de los países con déficit fiscal».

«Acá se aplaudió un default creyendo que hacíamos la gran picardía y resulta que con eso nos quedamos por años fuera de los mercados internacionales, lo que hizo difícil financiar a nuestro Estado», agregó.

La republicana Laura Rodríguez Machado, al momento de su discurso en el plenario, aseveró: «No compartimos este acuerdo, no solamente porque no coincidimos, sino porque nuestra gestión hizo todo lo contrario a los parámetros que proponen».

Desde la Coalición Cívica, Paula Oliveto expresó que «la oposición tiene que ser responsable porque lo que hoy hagamos va a repercutir en la vida de muchos argentinos. Somos oposición y no nos pueden pedir que nos hagamos cargo de un programa económico de un gobierno del que no somos parte, sino que somos opositores».

Nicolás del Caño, de la izquierda del FIT, aseveró: «Esto que fue para la fiesta de los grandes empresarios, para la fuga de capitales, y está el listado de los empresarios que fugaron, lo va a tener que pagar el pueblo. Pero vamos a ser miles para rechazar este acuerdo con una gran movilización».

Por su parte, los interbloques Federal y Provincias Unidas centraron su actividad de la jornada en presentar sendas iniciativas para proponer que el proyecto se concentre en un solo artículo, escindiendo el programa económico del aval al acuerdo.

«El proyecto que envió el Gobierno nacional no sirve. Ese proyecto no colabora a encontrar los apoyos que el Congreso necesita para que Argentina no entre en default», señaló Alejandro «Topo» Rodríguez, presidente del interbloque Federal.

Por su parte, Agustín Domingo, de Juntos Somos Rio Negro en Provincias Unidas, puso como ejemplo una de sus diferencias con el llamado programa económico: «Las medidas que prevé el Gobierno nacional en materia de subsidios eléctricos no corrigen las inequidades existentes».

Télam