Los cuatro errores de Cristina, por Luis D´Elía

Si uno, de manera exegética, mira el pasado ve que el kirchnerismo y Cristina no han sido infalibles. ¿A eso lo digo en detrimento de Cristina? No, no, de ninguna manera. No está ni en mi cabeza, ni en mi corazón hacer semejante cosa.

Yo quiero plantear tres cositas, tres errores históricos que cometimos.

Los mejores años del kirchnerismo fueron transversales, la apuesta de Néstor fue construir la transversalidad que construía el peronismo del Siglo XXI, le daba una nueva dinámica, lo ponía en otro plano.

Después de la muerte de Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner decide abandonar la transversalidad y darle el monopolio de la organización de la fuerza política a La Cámpora.

Dejamos de ser transversales para que la hegemonía la tuviera La Cámpora. Craso error, tremendo error que hoy lo estamos pagando caro.

¿Pero qué estás diciendo Luis? El Frente de Todxs, el peronismo necesita de una fuerza joven. Pero ¿quién discute eso?

En absoluto. Nadie discute eso. Ahora esa fuerza joven debe ser el 20% de todo el poder, de toda la construcción, no toda la construcción. Tremendo error. Haber reemplazado la transversalidad de identidades políticas por La Cámpora fue un grave error.

Segundo, aquella vez que propusimos un candidato, que a mi no me gustaba por sus concepciones ideológicas, políticas, económicas, que era Daniel Scioli.

Lo pusimos a Scioli y después lo dejamos tirado, lo dejamos solo. El último mes, ni La Cámpora, ni Cristina apoyaron a Scioli ¿Qué pasó? Ganó Macri y sobrevino la pandemia macrista.

Tremendo desastre. Cuatro años de inmenso retroceso para la clase trabajadora y el Pueblo, inmenso retroceso.

Nunca entendí por qué poníamos a un candidato y después terminábamos boicoteándolo. Cuando quisieron reaccionar la última semana ya era tarde.

El tercer error fue haber hecho el pacto con los renovadores, con un renovador a la cabeza en su momento.

Las PASO de hace dos años y medio se ganaban por 17 puntos. O sea, que si hubiésemos puesto a Cristina y un renovador en ese orden, seguramente, hubiéramos ganado igual sin ningún tipo de dificultad. Tres errores estratégicos.

Hoy estamos ante una disyuntiva de hierro y estamos por cometer el cuarto error grave, grosero.

Estamos intentando boicotear un buen acuerdo con el Fondo Monetario Internacional de esta deuda odiosa, ilegal, ilegítima que quienes la tomaron con Macri a la cabeza deben pudrirse en la cárcel. Ahora, nos están ofreciendo no hacer ajuste, no hacer reforma, ni previsional, ni impositiva, ni laboral, en un año con un número clave, donde Argentina estaría exportando 100.000 millones de dólares.

Por lo tanto, estamos por cometer el cuarto error.

Han preferido algunos, con Cristina a la cabeza, hacer trosko-kirchnerismo y no concertar un camino de desarrollo, crecimiento, distribución del ingreso y la renta nacional.

En un país donde el último año crecimos 10 puntos. A mi el albertismo no me dió nada, no tengo un sólo cargo en este gobierno. Nada pero nada de nada.

Mi compromiso es con el Pueblo, con la Patria.

Me parece que el primer error fue herir de muerte la transversalidad, después poner a Scioli y hacer un mal pacto con los renovadores y ahora poner a Alberto al borde de la catástrofe política.

¿Porqué saben una cosa? Si Alberto fracasa, si hoy esto no se aprueba y entramos en default, Alberto se transforma en De La Rúa.

Espero que reaccionen, que tomen conciencia, que se den cuenta de lo que están haciendo. Que esto no es un show para tribuna sino todo lo contrario. Que tenemos que actuar con responsabilidad histórica, con sentido patriótico, con un enorme amor por el Pueblo, por los trabajadores, por los pobres de este país.

Ahí está Wado de Pedro, Carlos Heller, muchos están esperando a ver que se hace para poner su voto.

Pero tanto Wado de Pedro como Carlos Heller, están bancando esta mirada. No somos traidores, no nos vendimos a nadie. ¡Levanten la mirada por Dios!

Tres errores históricos, no cometamos el cuarto hoy.

Luis D´Elía