Cómo es el protocolo Aula Segura para la vuelta a clases

En un acto junto al Presidente, la ministra de Salud presentó un protocolo de seis ejes para el inicio de clases. «Tenemos un desafío para el inicio de ciclo lectivo, que lo vamos a encarar como hasta ahora, evaluando la evidencia científica, dialogando y mirando para adelante», afirmó Carla Vizzotti.

Asistencia cuidada, vacunación, ventilación cruzada, uso de barbijo, higiene y limpieza y distancia social son los seis pilares en los que basaron el protocolo de prevención y control del coronavirus de cara el inicio del ciclo lectivo de este año elaborado por los ministerios de Salud y Educación, con el aporte de organismos internacionales.

Este jueves el presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto a los titulares de las carteras nacionales de Salud, Carla Vizzotti, y de Educación, Jaime Perczyk, presentaron “Aula Segura”, el “protocolo para la prevención y control de Covid-19 en establecimientos educativos de los niveles inicial, primario y secundario”.

“Tenemos un desafío para el inicio de ciclo lectivo que lo vamos a encarar como hasta ahora, evaluando la evidencia científica, dialogando y mirando para adelante», aseguró la ministra de Salud durante el acto que se llevó a cabo en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

La funcionaria, que previamente participó del encuentro conjunto de los Consejos Federales de Salud (Cofesa) y de Educación (CFE), destacó la campaña de vacunación masiva contra el coronavirus y precisó que el 92% del personal docente completó el esquema de inmunización, mientras 43% ya recibió dosis de refuerzo.

En este marco, el próximo 21 de febrero comienza un nuevo ciclo lectivo en la ciudad de Buenos Aires y en Mendoza, el 2 de marzo en el resto de las provincias, para ello, las áreas técnicas de la cartera sanitaria elaboraron un protocolo con aportes del Ministerio de Educación, Unicef, la Organización Panamericana de Salud (OPS), la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y la Defensoría Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes.

Dicho documento plantea una “asistencia cuidada” en la que, “ante la presencia de síntomas o malestar general -asociado o no a Covid-19-, el personal y los alumnos no deben acudir a la escuela y deben permanecer en aislamiento siguiendo los criterios vigentes”.

“Si los síntomas no son compatibles con Covid-19, luego de 24 horas sin ellos puede volver a la escuela”, en tanto, de confirmarse algún caso positivo de coronavirus “se debe cumplir el aislamiento previsto de los mismos, así como de las medidas ante contactos estrechos según condición de vacunación”.

Asimismo, el protocolo vigente para todos los establecimientos educativos de los distintos niveles eliminó la modalidad de “burbujas”, y afirma que “la sospecha y confirmación de casos no implica necesariamente el cierre del aula ni la interrupción de las clases presenciales”.

En cuanto al uso del barbijo, el protocolo presentado este jueves establece que, en los espacios cerrados, los estudiantes “desde el nivel primario” y todos los adultos que trabajen en los establecimientos educativos deberán utilizar barbijo, y que este debe “tapar nariz, boca y mentón” y estar “bien ajustado a la cara”.

El documento también hace hincapié en la necesidad de mantener una correcta ventilación cruzada y constante en las aulas, reforzar las medidas de higiene y desinfección, recordar y promover el lavado de manos y mantener distancia social en aquellos sectores donde no se utilice el barbijo.

Acuerdo unánime para la vuelta a la escuela

Durante la presentación en la que también estuvieron representantes de las carteras educativas y sanitarias provinciales y autoridades de gremios que nuclean a maestros y profesores, Perczyk agradeció al personal docente y no docente que «bancaron a la escuela» pese a las restricciones generados por la pandemia y a los trabajadores de la Salud por la campaña de vacunación.

El funcionario destacó el acuerdo «unánime» logrado con los representantes de todas las provincias para el retorno presencial a clases, y marcó la importancia de que «vuelvan todos y todas a la escuela», incluidos aquellos estudiantes que dejaron los estudios durante la pandemia y que aún no regresaron.

«La escuela es el mejor lugar para todas las chicas y todos los chicos, indiscutiblemente», señaló Perczyk durante el acto, y destacó que este año se trabajará para que sea «un ciclo lectivo que repare, que reconstruya, que reencuentre y que recupere» luego de dos años de pandemia.

Además, el funcionario remarcó que habrá una inversión importante en obras de infraestructura y equipamientos para establecimientos de las 24 provincias, compra de computadoras y libros, becas para estudiantes, capacitación docente y mejoras salariales en el marco de los acuerdos paritarios, entre otras medidas.