Con el apoyo de su prensa, Añez en «huelga de hambre» para impedir que se inicie el juicio por el Golpe

El jefe de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Diputados, Gualberto Arispe, calificó este miércoles como una acción política de victimización a la huelga de hambre asumida por la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, y que tendría el objetivo de evitar el proceso por el caso golpe de Estado II.

“La acción y medida que toma en este momento es netamente política, tenemos que basarnos con fundamento en el tema jurídico. Si quiere defenderse que lo haga, está en su derecho, pero el hecho de victimizarse ya raya en la incredulidad”, manifestó.

Recordó que Áñez cometió varias faltas a la Constitución Política del Estado y a los reglamentos de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) antes de autoproclamarse como presidenta de facto el 12 de noviembre de 2019.

“Nuestra Constitución es clara no indica que la sucesión presidencial puede recaer en la segunda vicepresidencia de la Cámara de Senadores y el Reglamento de la Cámara de Senadores establece que es la primera fuerza política (el MAS) quien tendría que adjudicarse la presidencia, lo cual tampoco ha ocurrido”, mencionó.

Dijo también que otro de los delitos cometidos por Áñez es haber intentado instalar una sesión sin el quorum respectivo en Senado y la ALP, hecho que debe ser sancionado

“Para instalar una sesión del pleno es necesario la presencia de la mayoría absoluta de sus miembros, lo cual no hemos visto. Esos son claramente los delitos que vulneraron la Constitución Política del estado en sus artículos 161 y 169, además del reglamento de la Cámara de Senadores, por eso es el proceso contrala señora Jeanine Áñez”, aclaró.

Acotó que estas acciones consolidaron el golpe de Estado de 2019 y las posteriores acciones asumidas por Áñez, que derivaron en persecuciones políticas, juicios extrajudiciales, graves violaciones a los derechos humanos y las masacres de Senkata y Sacaba.

Por su parte el senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Adolfo Flores, sostuvo este miércoles que Jeanine Áñez sabe que violó la Constitución Política del Estado y las leyes bolivianas para autoproclamarse como presidenta de facto y que por ello decidió declararse en huelga de hambre.

“Me imagino (con la huelga) trata de no ingresar a un juicio, porque al final creo que la han asesorado o interpretado mal, ella en el fondo, estoy seguro, que debe saber que violó la Constitución, que violó las normas, que mandó a asesinar aprobando un decreto, dándole la facultad para asesinar algunos miembros de las Fuerzas Armadas”, manifestó.

Dijo que Áñez y su entorno político de entonces se tomaron facultades que no eran de su competencia, interpretando la Constitución Política del Estado y las normas, tarea que le correspondía al Tribunal Constitucional.

“Se tiene que sancionar a esas personas que interpretan a libre albedrio la Constitución y las leyes, ellos no son jueces para interpretarlo, debieron mandar una (solicitud de) interpretación constitucional al Tribunal Constitucional y que éste defina”, recalcó.

En este contexto, apuntó que el juicio oral, programado para el jueves 10 de febrero, correspondiente al caso golpe de Estado II debe, también, sancionar a todos los que colaboraron y fueron parte de la comisión de estos delitos.

“Tiene que definirse quiénes apoyaron, cómo apoyaron, representando a qué instituciones, para que no vuelva a suceder. De la misma manera, tiene que conocerse quiénes ordenaron matar personas por la espalda, detener personas, violar los derechos fundamentales y esos delitos, en cualquier circunstancia, son individuales, no es institucional, no son las Fuerzas Armadas, no es la Policía, no es el Senado que actuó, son las personas que han actuado, para que no vuelva a suceder lo que ha sucedido el 2019”, acotó.

ABI – Agencia Boliviana de Información