mié. Oct 23rd, 2019

Una “Casilla Rosada” para visibilizar la emergencia en los barrios populares

La organización social TECHO presentó sus propuestas para los asentamientos en el marco de la campaña electoral a través de una intervención, donde instaló la “Casilla Rosada”, que simboliza a los 4.416 barrios populares, según el último Registro Nacional de Barrios Populares, donde viven aproximadamente 4 millones de personas.

Emplazada en el Paseo del Bajo, detrás de la sede del Poder Ejecutivo de la República Argentina, la Casilla Rosada simboliza el refugio de miles de familias, en los barrios populares del país, que no tienen elección.

“No eligen vivir sin acceso a servicios básicos, como la conexión formal de luz y agua potable, con hacinamiento cerca de un basural o sufriendo inundaciones cada vez que llueve”, señaló Virgilio Gregorini, Director Ejecutivo de TECHO en Argentina.

En este marco, la organización que trabaja hace más de 15 años en el país, presentó propuestas para poder abordar esta  problemática, desde una mirada estratégica del corto, mediano y largo plazo.

“En primer lugar, es necesario abordar la emergencia habitacional. El sector más vulnerable dentro de los barrios populares, hoy vive en viviendas precarias con piso de tierra, paredes de cartón, lona o chapas, necesita de una política específica. Por eso presentamos una propuesta de construcción de viviendas de emergencia, que se basa en el programa que realizamos desde TECHO y que tiene un impacto científico demostrado”, agregó Gabriela Arrastúa, Directora del Centro de Investigación Social de TECHO.

Otra de las propuestas está relacionada con la implementación de la Ley de Integración Socio-urbana de Barrios Populares, que se aprobó el año pasado por unanimidad en el Congreso Nacional y contó con la participación y articulación de diversas organizaciones sociales, la Mesa Nacional de Barrios Populares y el gobierno nacional.

Esta ley, declara de utilidad pública y sujeto de expropiación a los 4.416 barrios registrados para su posterior regularización, así como la realización de obras de infraestructura que permitan el acceso a los servicios básicos. Sin embargo, dicha ley aún no fue reglamentada ni cuenta con presupuesto asignado.

“Queremos incidir en la agenda de propuestas y que los candidatos se comprometan a trabajar por quienes viven en los  asentamientos, que tienen en promedio 30 años de antigüedad y no pueden seguir esperando”, declaró Arrastúa.

Por último Gregorini concluyó: “No es posible construir una sociedad más justa y desarrollada excluyendo a quienes hoy viven en asentamientos. El único camino posible para superar la realidad de pobreza y exclusión que se ve concentrada en los barrios
populares, es con acuerdos de largo plazo, multiactorales y multipartidarios”.

Se puede conocer la campaña y todas las propuestas en techo.org/argentina/elecciones