Sin timbreos, el gobierno activa una campaña «puerta a puerta» 2.0

Por la crisis, Macri enterró las incursiones callejeras. La tarea quedó en manos de los «defensores del cambio». «Díganme, ¿por qué me tienen que votar?» los arengó.

«Bueno, a ver, convénzanme: ¿por qué tengo que votar a Mauricio Macri?», les preguntó este sábado el presidente a las 30 personas que lo estaban esperando en el partido bonaerense de Vicente López. Según el gobierno, fue uno de los 400 encuentros que realizó Juntos por el Cambio en 250 localidades de todo el país con los «Defensores», militantes y «voluntarios» que harán campaña puerta a puerta y vía redes sociales por el oficialismo.

Fue la señal de largada del último tramo del despliegue  proselitista que transitará el oficialismo antes de las Primarias del 11 de agosto, con una táctica orientada a contener a los votantes desilusionados de Cambiemos y también interpelar a los indecisos, con un despliegue que es considerado como «una estrategia superadora de los timbreos».

El nuevo producto de marketing político del macrismo  fue bautizado como «Defensores del Cambio», ya funciona desde hace meses, pero este sábado comenzó su etapa de contactos presenciales con candidatos presentes.

«Es el paso siguiente de los timbreos que realizábamos.  Antes nos acercábamos a los vecinos, puerta por puerta, ahora apuntamos a que nuestros adherentes reproduzcan nuestro mensaje a los indecisos y a los que han perdido su convencimiento de continuar votándonos», explicó a Tiempo uno de los miembros de la campaña que, para las próximas dos semanas, prevé una reedición de «ejercicios» para los reproductores «espontáneos» del mensaje del oficialismo.

La nueva experimentación de marketing, desarrollada desde el histórico búnker que tiene el PRO en el 412 de la calle Balcarce, es una «acción de campaña» que busca descontar parte de la desventaja que pronostican dentro de la Casa Rosada para las Primarias.

«Antes solamente íbamos a escucharlos y a buscar cómo resolver sus problemas. Ahora los invitamos a que participen. No sólo para que hablen con los dirigentes, sino entre ellos, dentro de un funcionamiento de comunidad, mucho más horizontal», detalló uno de los participantes de la cita que encabezó Macri, con un ejercicio donde cada uno de los presentes le habló al mandatario, sin dejar de repasar las razones por las que volvería a votarlo.

La misma locación que eligió Juntos por el Cambio para estrenar los encuentros «horizontales», que se reproducirán desde ahora hasta octubre, será el lugar donde el  jefe de Estado encabezará uno de los actos de cierre de campaña antes del comienzo de la veda para el 11 de agosto.

Además del evento en esa localidad, el mandatario encabezará otro en la ciudad de Córdoba, posiblemente en el Teatro Orfeo. Para llegar al clímax del tramo más caliente del despliegue proselitista, todavía resta la agenda de esta semana, que comenzará mañana con una visita de Macri a la provincia de Entre Ríos, junto al candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto.

La hoja de ruta incluye otros dos actos regionales de en el norte argentino. El del NOA será en la ciudad de San Salvador de Jujuy, junto al gobernador radical, Gerardo Morales. El del NEA será realizado en Corrientes, otro territorio controlado por la UCR, a través del gobernador Gustavo Valdés.

La nueva APP del PRO

Juntos por el Cambio lanzó una nueva aplicación para teléfonos celulares para hacer campaña. La versión beta –de prueba– estaba disponible desde la semana pasada. Hay más de 2500 usuarios que ya se la descargaron. Lleva el nombre del frente oficialista.

A tono con el espíritu de la campaña ideado por Marcos Peña, sirve para ordenar la «campaña anárquica» del oficialismo.

«Está más enfocada en que cada persona arme su propia red de contactos», sostienen en el búnker de Balcarce 412 que responde al jefe de Gabinete y coordinan el asesor digital Guillermo Riera y Federico Morales.

Tiempo Argentino