Con la excusa de la inauguración de una pileta olímpica climatizada, el peronismo bonaerense busca cerrar filas en Avellaneda.