lun. Sep 16th, 2019

¿Quiénes son más y quienes menos?, por Jorge Mielniczuk

Es lo que definirán dentro del Frente Juntos por el Cambio en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Los dirigentes del PRO siempre llevaron como furgón de cola al radicalismo, es más, fueron los que, cuestionando la falta de democratización de los demás partidos políticos, impusieron candidaturas como en las elecciones legislativas del 2017 y las de gobernador y vice en las pasadas elecciones del 2 de junio, en que la derrota los sacudió fuertemente.

Ahora, con el agregado que en la disputa por quien tiene el mayor espacio político electoral está inserto y en competencia también el peronismo, con una figura mítica del peronismo misionero, y que en su momento fuera gobernador en dos oportunidades en Misiones, terminando su mandato con un alto nivel de imagen pública, obviamente que estamos hablando del espacio político del embajador argentino en España, Ramón Puerta.

Si bien su hijo Pedro Puerta es el candidato que compite por un lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales, se sabe que el apellido y los recursos pesan.

Como en el caso de Alfredo Schiavoni, quien era el número puesto a ocupar el primer lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales, y que la rebelión del sector díscolo del radicalismo logró forzar que se decidan las candidaturas y los lugares en función en la lista de candidatos con vistas a las elecciones de octubre.

A Schiavoni es al que le llega el grueso de los recursos económicos para la campaña interna, con la idea de darle un escarmiento al radicalismo de haber forzado la interna y no haber aceptado el consenso.

La UCR, con Ricardo Andersen como primer precandidato a diputado nacional, encabeza la hazaña electoral sabiendo que es el sector que menores recursos económicos tiene, pero que tiene historia política y militante, al igual que el sector del justicialismo que encabeza Pedro Puerta.

Es de destacar que en la provincia de Misiones el espacio de Juntos por el Cambio es el único espacio político importante, que decidirá sus candidatos a diputados nacionales en las PASO, a instancias de las presiones surgidas desde el radicalismo y teniendo el mal resultado electoral obtenido en las elecciones del pasado 2 de junio, en donde el oficialismo provincial obtuvo un contundente respaldo y acompañamiento de los misioneros que llegó a cerca del 75 por ciento de los electores.

De repetirse nuevamente el esquema del dedo del presidente Mauricio Macri, y la imposición de la lista por parte del PRO, con acuerdo de algunos radicales beneficiados con cargos nacionales, se temía que la derrota fuera más contundente y que el frente formado por la UCR, el PRO y el PJ; se ubicaran como tercera fuerza política detrás del Partido Agrario y Social (PAyS), que en la provincia va con la boleta larga junto con el partido justicialista llevando la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Las PASO son considerados el testeo electoral con vistas a las elecciones de octubre, por algo no es casual que el presidente Mauricio Macri, vía el radicalismo, buscara eliminar por decreto o por ley la realización de las elecciones primarias luego de que estuviera cerrado el proceso.

Las encuestadoras vaticinan que los resultados serán muy negativos para el oficialismo nacional, y que por ello intentaron evitar las PASO, en las cuales no solo intervienen los afiliados, sino en particular medida y mayor interés, los electores del sector independiente.

Cada uno tratará de obtener la mayor proporción del electorado, pero tampoco se descarta que aquellos sectores que no tengan en juego nada importante electoralmente puedan direccionar sus votos a alguno de los sectores en pugna.

En particular, algunos observan que si Alfredo Schiavoni, es el que encabeza la lista de candidatos del Frente Juntos por el Cambio, tenderían una menor performance electoral y resistencia por parte del radicalismo.

Pero algunos entienden que sería mucho más traumático para los sectores del radicalismo y del anti peronismo tener que votarlo a Pedro Puerta como primer candidato a diputado nacional.

En busca del apoyo misionerista, no está fácil la cosa!

El precandidato a presidente por el Frente de TODOS, Alberto Fernández, llegó a Misiones para dar a conocer sus propuestas y escuchar las posiciones planteadas desde la Provincia por parte de los dirigentes de la Renovación que promueve la boleta corta.

Además, tomó contacto con quienes lo acompañarán en la lista larga, como sucede con el Partido Justicialista, entre otros.

Este viernes se espera la visita a Misiones y a Oberá de Juan Manuel Urtubey, precandidato a vicepresidente de Roberto Lavagna, sector político que se sabe, le disputa votos al sector de Cambiemos.

Para muchos sigue presente la imagen del compañero de fórmula de Mauricio Macri, el peronista Miguel Angel Pichetto, proponiendo la candidatura a presidente de Lavagna, como la mejor alternativa. Pero hoy las cosas son diferentes, por la dinámica de la política justifican siempre aquellos que no saben cómo explicar lo que se entiende solo con ver.

La visita de Alberto Fernández tuvo un alto impacto y una señal por parte de la dirigencia del Frente Renovador.

En principio, se reunió con el vicegobernador y gobernador electo y la mayoría de los intendentes de Misiones, quienes en definitiva, son los grandes movilizadores locales en las elecciones y en particular, en las elecciones primarias.

Pero también un gesto político del gobernador Hugo Passalacqua y del presidente de la legislatura, de ampliar las bases de la convocatoria y que sea el propio precandidato Presidencial, en este caso Alberto Fernández, que hable con las bases políticas y no se hable de bajada de líneas políticas.

Se debe recordar que las conclusiones políticas a las que llegó la dirigencia de la renovación, cruzando datos de encuestas y de los resultados de las elecciones del pasado 2 de junio, el electorado que eligió a la renovación tiene preferencias disímiles en el orden nacional.

En ese sentido, Carlos Rovira, señaló que “Si uno mira las encuestas y las contrasta con los resultados del 2 de junio se ve que para llegar al 75 %, a nosotros nos votó el 99 % de los que quieren votar a Alberto Fernández, la mitad de los que quiere votar a Mauricio Macri y de los que quieren votar a Roberto Lavagna”, explicó Rovira. Digamos que existe algún tipo de direccionamiento pero no resignación.

Desde el gobierno provincial se volvió a insistir en que se escuchará a todos los candidatos que lleguen a la provincia. Se espera el arribo tanto de Roberto Lavagna como de Mauricio Macri, con quienes se adoptaría la misma posición.

Es decir, de recibirlos desde oficialismo provincial y permitirle al pueblo de Misiones conocer y escuchar a los candidatos. Lo que insisten es en que como tal la Renovación no se alineará detrás de ninguno.

Los principales dirigentes renovadores le dejaron en claro al precandidato a presidente del Frente de TODOS los motivos de presentar lista corta en Misiones. Ya en forma previa, Carlos Rovira, como conductor del Frente Renovador, había dado detalles de tal determinación e insistió en que la renovación irá con boleta corta sin colgarse de ninguna candidatura presidencial porque eso le dará libertad de acción para defender siempre los intereses de los misioneros sin tener que obedecer mandatos partidarios ni mandatos de los presidentes.

Eso lo sostuvo Rovira y había dejado en claro que el único mandato que obedecerán los legisladores misioneros será el mandato de los misioneros.

Afirman que la boleta corta es el sagrado respeto a ese voto del 2 de Junio y que ello representa el respeto al pueblo. Como otro argumento plantean que los votantes a la renovación son los que se expresan en alto porcentaje a favor de Fernández, otro tanto por Cambiemos y simpatizantes de la fórmula que promueve a Lavagna.

La jugada de la boleta corta es llamativa, pero impone el resguardo de la identidad del misionerismo y la voluntad de defender el actual ideario político con objetivos firmes a futuro.

Jorge Mielniczuk