jue. Jul 18th, 2019

¿Qué significa el fallo en el sistema electrónico que se usará en las elecciones?

Esta semana, la empresa Smartmatic realizó una prueba piloto del sistema que utilizará para el escrutinio provisorio. Fracasó rotundamente. ¿Cuáles son los riesgos para las próximas elecciones? ¿Por qué no dejaron participar a la oposición?

Luego del fracaso del voto electrónico – ampliamente denunciado por la imposibilidad de garantizar el proceso electoral de manera transparente y segura – el gobierno de Mauricio Macri está instrumentando la transmisión del resultado desde cada escuela a través de un software que trae más problemas que soluciones.

El pasado sábado 29 de junio, se realizó en unas 10 mil escuelas la primer prueba piloto del sistema de escrutinio provisorio en una jornada plagada de errores del sistema, muchos de ellos asociados a la mala o nula conectividad.

De la prueba participaron tanto la justicia electoral como el correo oficial y Smartmatic, la empresa contratada por el gobierno. Llamativamente los partidos políticos no fueron convocados para que sus fiscales informáticos puedan estar presentes y validar la prueba.

Es oportuno establecer un orden y hablar en primera medida de la acordada de la CNE (Cámara Nacional Electoral) 13/2019 que contempla la transmisión del telegrama previo al cierre de la urna: esta modificación abre una ventana de riesgo innecesaria durante la cual la urna queda abierta mientras se transmite el telegrama y los representantes de los partidos políticos no cuentan con su certificado de escrutinio que acredite el resultado oficial.

A nivel técnico se carece de documentación alguna que de cuenta de cómo se resguardará la integridad del telegrama electoral.

Si bien la principal falla de la jornada piloto aparentemente estuvo relacionada a problemas de telecomunicaciones y fallas organizativas, esto no excluye del análisis al resto de los problemas del software que contrató el Correo oficial sin ver ni permitir que sea auditado por universidades nacionales, partidos políticos, asociaciones civiles o profesionales independientes.

Es importante recordar que Smartmatic no ganó una licitación, sino un concurso de precios, y que la empresa tuvo la calificación técnica más baja de todas las empresas que participaron del mencionado concurso.

Al no poder ver que ha contratado el Correo, es imposible saber si el software es 100% cerrado, cuales fueron las condiciones del acuerdo, si hay paquetes de desarrollo a medida y que partes del proceso de escrutinio están en manos del correo y cuales tercerizadas.

Ninguna de las cosas que dicen funcionarios de gobierno y del correo oficial está refrendado en documentación oficial. Es importante contar con pruebas técnicas y operativas que den cuenta de las evaluaciones que están realizando y de los resultados de las mismas.

Desde el Ministerio del Interior, la Dirección Nacional Electoral y el Correo Argentino intentan poner en términos de la grieta este tema desconociendo que gran parte del arco político opositor tiene las mismas preocupaciones y desconoce procedimiento formal alguno de este nuevo sistema de escrutinio provisorio.

Al día de la fecha desde Gobierno no se ha brindado información oficial sobre la prueba piloto, lo cual nos deja a merced de los registros individuales que se pudieron hacer de las pruebas.

La próxima prueba se realizará el día 20 de julio y contará con la presencia de las y los responsables informáticos y apoderados de los partidos políticos.

Vladimir Di Fiore

AGENCIA PACO URONDO – APU