Periodistas cooperativos debatieron sobre la libertad de expresión

Medios cooperativos, comunitarios y populares se dieron cita en el conversatorio temático convocado por la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) en ocasión de su 10° aniversario.

Con el objetivo de “seguir trabajando en la construcción de una agenda contrahegemónica que resista al cerco mediático que imponen las empresas de comunicación”, la organización máxima de los trabajadores cooperativos realizó este encuentro el pasado martes 9 de abril.

Del conversatorio participaron Fernando Gómez, vicepresidente de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra), Laura Yanela, en representación de Red Colmena; Martín Piqué, periodista de Tiempo Argentino (editado por la Cooperativa de Trabajo Por Más Tiempo Ltda.); Agustín Colombo, de la Revista Cítrica (gestionada por Cooperativa de Trabajo Extrabajadores de Critica Ltda.), Rodrigo Caballero y Daniela Mérida de la Garganta Poderosa, y Laura Vales, trabajadora de diario Página 12.

“La idea es continuar con este ciclo de charlas donde los distintos compañeros y compañeras de las federaciones podamos venir, charlas, intercambiar y también aprender de diversos temas. Tenemos muchas ganas de seguir trabajando y queremos mirar para adelante para pensar un modelo de país distinto que tenga que ver con el trabajo y la producción”, apuntó Joaquin Fernández, secretario de CNCT en la bienvenida.

Comunicar en tiempos de neoliberalismo

“Tenemos que continuar desentrañando qué significa la idea de comunicar en tiempos de neoliberalismo. No solamente para pensar cómo se fue construyendo un mapa de la comunicación cada vez más concentrado y más jodido que padecen en el cuerpo los y las trabajadores de prensa, y aquellos que abrazamos la comunicación popular como una herramienta para alzar la voz, sino también para pensar en clave de desafíos. Alzar la voz hoy tiene que ver con la necesidad de construir una agenda que nos permita enterrar al neoliberalismo”, afirmó Fernando Gómez.

En cuanto a la descripción del mapa de comunicación y la concentración extrema que hoy tiene en nuestro país, destacó que “ningún monopolio nace de un gajo”, e hizo referencia a que la condición de monopolio de estas empresas no se relaciona solamente con la eficacia de las herramientas de comunicación que generan sino que a lo largo de la historia “tuvo que ver con que acompañaron los ciclos donde se castigaba al pueblo y algunos pocos se hacían muy ricos”.

En este punto, el dirigente cooperativo puso como ejemplo al Grupo Clarín y sus intereses. “Cuando se cansó de tener solo un diario y decidió que ese diario debía tener posición privilegiada y monopólica de mercado, aprovechó la dictadura militar y en una mesa de tortura, se quedó con Papel Prensa”, criticó.

Donde va el negocio, no la palabra

Por su parte, Agustín Colombo, de Revista Cítrica, apuntó fuerte a la necesidad de “debatir el sentido común que impregnan en la sociedad todo el tiempo”.

“Tienen la palabra hegemónica y el poder de fuego de sentar un tema y a partir de ahí se discute lo que -en teoría- es la agenda de país, cuando la agenda de país está en otro lado: está en los laburantes que no llegan a fin de mes, que no pueden pagar el alquiler, en la gente que se queda sin trabajo…

Por eso, nuestra tarea debe ser la de elaborar estrategias que vayan en esta dirección”, aseguró y celebró instancias como estas para continuar con este trabajo.

Laura Vales, de Página 12, también se refirió a esta cuestión. “Creo que hay una construcción y un proceso de acumulación importante y muy potente en los medios cooperativos”.

Además, remarcó la importancia de la construcción de agenda no solo para los trabajadores y trabajadoras de medios alternativos sino también para quienes lo hacen en aquellos más convencionales, “para que te acepten los temas que propones es necesario o hace mucha fuerza que estén visibles en la sociedad”.

Martín Piqué se refirió al escenario coyuntural que hoy atraviesa el país. “Lo que vivimos puede ser una victoria estratégica para el campo del pueblo o también una derrota porque dejan ya un modelo que va a costar muchísimo desmantelar. Creo que estamos en las puertas de una definición en ese sentido”, remarcó y puso sobre el tapete la responsabilidad de cada periodista a la hora de comunicar, sea de medios hegemónicos o no.

“Deberíamos entender que los modelos que se llevan adelante en un país no son indistintas para nuestra actividad”, enfatizó.

Con los pies en el Barrio

Rodrigo Caballero y Daniela Mérida expusieron en representación de la Garganta Poderosa, una experiencia de comunicación popular que nació en el año 2011 en el barrio de Zabaleta, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires .

“Fue en ese tiempo en que surge la idea de tener nuestro propio medio ya que históricamente los medios masivos y hegemónicos se apropiaron de nuestras voces y hablaban del barrio pero siempre desde afuera, nunca pisándolo. Nosotros estamos acá porque queremos contar las cosas desde nuestras perspectiva, nuestra mirada y nuestra vivencia”, apuntó Caballero.

Por su parte, Daniela Mérida agregó: “El neoliberalismo promueve el individualismo, por eso para nosotros es reimportante continuar organizándonos como cooperativas para trabajar y seguir fortaleciendo las articulaciones en espacios como estos, porque si no hablamos nosotros, no lo hace nadie”.

Los desafíos

“A mí me enoja cuando por ahí determinadas personas dicen que no hay medios donde informarse. Nosotros somos cientos de medios en todo el país que hablamos de lo que pasa en el barrio, en la comunidad, a nivel político y social. Somos un montón pero tenemos una falla y una necesidad, y obviamente sabemos en contra de quienes estamos hoy disputando la escena comunicacional”, expresó Laura Yanela de la Cooperativa de Trabajo para la Comunicación Social Ltda. que gestiona actualmente FM en Tránsito en el distrito de Morón, de la provincia de Buenos Aires.

En esta línea, compartió los desafíos que, a su entender, son los más urgentes en esta etapa. Entre ellos, destacó la importancia de continuar trabajando en la mayor participación de la mujer no solo en los medios, sino también en espacios y lugares de representación y liderazgo.

Además, planteó la necesidad de armar un mapa con los medios autogestivos, comunitarios, populares y cooperativos de Argentina.

Pensar la posibilidad de hacer una cobertura articulada y colaborativa de cara a las elecciones nacionales y provinciales.

Continuar la pelea por las políticas públicas en materia de comunicación que se habían conquistado, por ejemplo, a través de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y hoy están vaciadas, como el acceso a licencias por frecuencias de radio o a los fondos de fomento concursables para desarrollo, equipamiento, investigación y formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *