Luisa María Alcalde “Se siente un gran entusiasmo en el ambiente”

El pueblo de México vive un momento histórico, con la reciente elección presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con sus ideas a favor de la democracia, la austeridad, la equidad de género, la inclusión de la juventud, y sus promesas de luchar contra la pobreza y la corrupción.

Lo histórico también radica en que por primera vez su gabinete tendrá paridad de género, al integrarlo 8 mujeres y 8 hombres que también tienen grandes diferencias de edad. Luisa María Alcalde es prueba viviente de ello, quien con sus 31 años se prepara para encabezar una de las secretarías más importantes para la defensa de los derechos de los trabajadores: la de Trabajo y Previsión Social.

 – ¿Cómo iniciaste tu carrera en la política?

– A partir de 2006 me empecé a involucrar mucho más porque hubo una elección bastante cuestionada, y empecé a tener mayor interés y acercamiento por lo que estaba pasando en la vida pública.

De manera formal, cuando salí de la Facultad de Derecho, con 23 años, el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) se estaba constituyendo como asociación civil y fui nombrada como coordinadora nacional de jóvenes y estudiantes. Empezamos a trabajar en la estructura de la juventud, invitándolos a participar en el movimiento que estaba surgiendo, el cual ya tenia varios años organizándose y se estaba conformando de manera más formal.

Luego en 2012 fui electa diputada federal a la LXII Legislatura por el Partido Movimiento Ciudadano, trabajando en la Cámara de Diputados hasta 2015.

 – ¿Crees importante que el Gabinete de Andrés Manuel López Obrador y el nuevo Poder Legislativo tengan paridad de género?

– Creo que es fundamental lo que se logró. El hecho de que el gabinete sea mitad mujeres y mitad hombres es una gran señal porque invita a mucha mayor participación de las mujeres en la vida política y pública. En las distintas responsabilidades estamos incluyendo a mujeres, lo cual es una excelente señal. No solo en términos de las secretarías, sino que hay integración de las mujeres en todos los cargos importantes, de alto nivel.

A su vez, nos ha permitido generar un equipo muy variado tanto en género como en edades. Esa pluralidad hace integral las diferentes visiones de nuestra sociedad.

 – En otras oportunidades mencionaste que es necesario eliminar la discriminación y el acoso que viven las mujeres en los centros de trabajo. ¿Cómo lo llevarán a cabo?

– Queremos trabajar en varios frentes, de la mano de las procuradurías, de las fiscalías y de la secretaría de bienestar. Buscaremos la integración de las mujeres, el establecimiento de las guarderías en los lugares de trabajo y trabajaremos en conjunto con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo para enfrentar la discriminación y el acoso a las mujeres en el ambiente laboral. El gran problema es que no hay denuncias. Lo que hay que promover es que las mujeres tengan la confianza para acudir a las autoridades y denuncien las situaciones de violencia a las que son sometidas.

– Presentaron a “jóvenes construyendo el futuro” como uno de los principales programas de gobierno para capacitar a los jóvenes, ¿crees que va a poder combatir el desempleo de los jóvenes en México?

– El programa pretende dar atención a quienes no tienen oportunidades en el mercado de trabajo, pero tienen las ganas de conformarlo. El programa integra y capacita, y nos va a ayudar a pacificar al país. El objetivo es darles mejores herramientas, elementos y experiencias para que mejoren la empleabilidad. Consiste en 1 año de capacitación en un lugar de trabajo. Las entidades donde pueden trabajar son un 70 por ciento privadas, 20 estatales y 10 de índole social.

Estamos armando la red de tutores y hasta el momento hay una buena respuesta. Todos tienen cosas para aportar.

 – En varias oportunidades reiteraste que una de tus prioridades será promover empleos dignos y de calidad. ¿cómo piensas lograrlo?

– La idea es hacerlo por varias vías. En primer lugar, promoviendo el diálogo social. La recuperación de la contratación colectiva auténtica nos abre puertas para la democracia y la transparencia, nos va a ayudar a generar equilibrio y a mejorar los salarios.

A su vez, vamos a apoyar una concepción distinta de la verificación de los derechos establecidos en la ley laboral. Trabajaremos con la secretarias de trabajo de los diferentes estados y vamos a desarrollar campañas con objetivos claros para lograr una conciencia de los trabajadores respecto a sus derechos.

Por ejemplo, vamos a promover campañas para enfrentar la subcontratación abusiva, y para incentivar la formalización de los trabajadores. A su vez, vamos a luchar contra el sub registro en el seguro social, el cual impacta a los trabajadores en términos de jubilación y para el acceso a la vivienda. Vamos a invitar a las organizaciones de la sociedad civil a promover el cumplimiento de la ley. En lugar de tener inspectores, trabajemos a través de prioridades, con campañas que involucren siempre a la otra parte.

Al final, todo tiene que ver con el plan integral de país y bienestar, que tiene a su vez una política basada en que la mejora de los salarios que va a traer estabilidad. Si logramos bajar el gasto corriente en cosas que no son necesarias (como grandes salarios, o gastos en renta de aeronaves, compra excesiva de cosas innecesarias) y logamos eliminar la corrupción, vamos a incentivar el desarrollo, la educación y la salud.

 – Una de sus propuestas es acabar con los salarios mínimos precarios, que actualmente son de 88 pesos diarios. ¿De qué modo piensa implementar los aumentos y evitar que siga estancado?

– La política antes era mantener los salarios bajos para generar inversiones extra. Este modelo de promover los empleos precarios ha fracasado. La idea es que el salario recupere su sentido y razón de ser, que se pueda vivir con bienestar y dignidad. Hoy estamos muy alejados de ser eso.

Hemos establecido diálogo con analistas buenos y sustentados en información objetiva. Hablamos con la próxima encargada de la Secretaría de Hacienda y con el Banco de México para establecer formas para recuperar el salario mínimo de manera paulatina. Nos señalaron que es posible una recuperación del salario sin riesgo de aumentar la inflación, lo cual nos da la posibilidad de recuperar la figura del salario mínimo.

 – A tu criterio, ¿La reforma constitucional a la ley del trabajo supondrá importantes avances para evitar las violaciones a los derechos de los trabajadores?

– Es fundamental. La Constitución cambia muchos paradigmas. La ley secundaria nos va a ayudar a asegurar que exista justicia laboral, porque serán jueces imparciales quienes resuelvan los conflictos laborales. A su vez, habrá un nuevo instituto autónomo para el registro sindical y los contratos colectivos. Del mismo modo, será obligatorio el voto personal libre y secreto para elegir a los dirigentes y firmar un contrato colectivo, a fin de eliminar los contratos de protección. Además, podremos garantizar la representación auténtica y un diálogo auténtico.

 – ¿Confía en que el capítulo laboral del entendimiento comercial alcanzado el 1º de octubre por los gobiernos de Canadá, México y Estados Unidos sea compatible con la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos?

– El capítulo laboral del acuerdo trilateral, la ratificación del Convenio 98 de la OIT, la reforma constitucional a la ley del trabajo, la leyes de transparencia y las leyes secundarias que faltan por aprobarse son piezas de un mismo rompecabezas. Son todos elementos que llevan el mismo rumbo y que son compatibles con el proyecto que impulsa el nuevo gobierno de AMLO, el cual es a favor de la democracia, de la libertad y de la transparencia en México.

Kimber Meyer

Industri All / Global Union

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *