lun. Oct 21st, 2019

La opinión y los prejuicios no hacen una política exterior, por Iciar Recalde

Cambiemos viene sosteniendo hace tiempo que la Argentina desconocería las elecciones en Venezuela aplicando el mandato geopolítico de los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra e Israel.

Argentina es un país de paz. Argentina es impulsora de lo mejor de la extensa tradición de unidad iberoamericana.

Hay que desempolvar urgente. La hora de los pueblos y América latina, ahora o nunca donde se diagnostica con claridad lo que hoy nos explota en las manos.

Ratificar el mandato de Perón sobre política exterior del Modelo Argentino.

La hostilidad contra Venezuela viola el derecho de ese pueblo a la autodeterminación y corona la destrucción de los castigados MERCOSUR y UNASUR, destrucción que inició la dirigencia argentina en 2015 al entregarle el gobierno a la embajada norteamericana.

Allí se auspició el efecto dominó que hoy asola Iberoamérica en su conjunto.

El dolor de un pueblo hermano es nuestro dolor sin medias tintas ni crítica a su dirigencia cuando las papas queman. Los argentinos pagaremos con entrega de territorio nacional, con hambre y mayor dependencia la infamia de la clase política cipaya que legitima la ingerencia extranjera en suelo de Bolívar.

Iberoamérica es un capítulo de la tercera guerra mundial de a partes que denuncia Francisco.

Los gobiernos pasan, los pueblos quedan: quiera el pueblo argentino estar a la altura de las circunstancias de la atrocidad que enfrentamos.

Iciar Recalde

 

Deja un comentario