jue. Ago 22nd, 2019

La grieta que devora a los argentinos, por Javier Morales

Nos quieren seguir dividiendo y sembrando miedos. En estas 48 hs que han pasado desde las PASO, estuve pensando en escribir una dura columna de opinión, decidí no dejarme llevar de las narices y volver a caer en la grieta.

El pueblo Argentino el domingo 11 de Agosto emitió un juzgamiento, que las prioridades que llevo adelanté durante su gobierno el presidente Mauricio Macri no es la que le pretendieron los dos tercios de la población de nuestro País.

El aumento de la pobreza, la caída del salario mínimo, el aumento de las tarifas, la mala conducción microeconómica y de las finanzas públicas, el aumento excesivo de la deuda; solo son algunos de los motivos por lo cual el Presidente Mauricio Macri no obtuvo el respaldo esperado en las urnas.

Hoy, 13 de Agosto, parece que el Sr. Mauricio Macri cree que él no es el Presidente de los 44 millones de argentinos (puse Sr. no como una falta de respeto), llevamos dos corridas cambiarias y alzas de tasas de interés y en los discursos que sucedieron a las elecciones del domingo pasado el Sr. Mauricio Macri dijo ante la corrida del dólar entre otras frases que: “todavía no evalué que vamos a hacer”, “Alberto Fernandez debe pensar que va hacer ahora”, “el Kircherismo no tiene credibilidad en el mundo” … me pregunto y les pregunto ¿se olvidó que él (Mauricio Macri) es el Presidente de los Argentinos?

Voy a citar un par de frases que han dejado los militantes de Cambiemos en las ultimas 48 hs: “Tenemos el gobierno que nos merecemos, choriplaneros”, y “tenemos una planescracia y una cleptocracia, los argentinos necesitamos meritocracia”.

Habiendo otras más de antología, no me voy a extender y sólo a las citadas le voy a dedicar mi tiempo:

  • Los Argentinos hoy tenemos el gobierno de Mauricio Macri, aunque él haya olvidado es el Presidente votado por la mínima diferencia en el ballotage del año 2015
  • Vale la pena dar una definición de democracia: Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes. Por otro lado, el voto es considerado como igual, es decir, cada voto tiene el mismo valor, sin importar quién sea el elector.

Para concluir quiero decir que el próximo 27 de Octubre vayamos a sufragar sin odios, sin temores, sin creer en «la grieta». Pensemos que estamos ejerciendo un derecho, nuestro derecho.

Los argentinos tenemos derecho de elegir a quien conduzca nuestro destino por los próximos 4 años. Por eso votemos con esperanza, cerrando los ojos y pensando el futuro que queremos para nuestros hijos y nuestros nietos.

Viva Argentina.

Javier Morales