La Defensoría trabaja hoy con más de 20 casos de regularización de tierras

Desde el inicio de la gestión de Alberto Penayo en el 2017, la recepción de problemáticas en la Defensoría ha aumentado de manera considerable. La impronta establecida, de diálogo y consenso, produjo que los vecinos encontraran en la Defensoría la herramienta necesaria para poder obtener soluciones.

Uno de los tantos problemas trabajados es el de la regularización dominial. Actualmente se están gestionando alrededor de 20 casos de esta índole: Poujade, Santa Cecilia, Villa Bonita, Villa Dolores, Sol de Misiones, Tacuaritas, Miguél Lanús, Piedral, San Lucas, las chacras 112, 190, 187, 252, 61, 17, 100, 26, etc.

En referencia a ello, el miércoles 27 se desarrollaron varias reuniones. Durante la mañana, el Defensor del Pueblo Alberto Penayo llevó adelante una nueva audiencia para tratar el caso de Villa Poujade, con el propietario de las tierras Martín Poujade y el representante legal Alejandro Diaz. Participó también, el coordinador de Aguas y Tierras de la Municipalidad, Jorge Atencio.

Durante la misma, tras debatir sobre diversas cuestiones, los presentes dejaron plasmada su voluntad y predisposición a trabajar en conjunto con los distintos organismos, para lograr la mejor solución para todas las partes. En este sentido, coincidieron en llevar adelante el proceso en el marco del «Programa de Regularización de Tierras» del IPRODHA.

Y firmaron un acta-acuerdo para dejar asentada esta postura. » El 80 % de los terrenos de Poujade están ocupados. Si se logra concretar este proceso, el propietario obtendrá un valor a cambio de sus tierras y los ocupantes podrán acceder a un título. La Defensoría será mediadora, para garantizar que los derechos de ambos se respeten» concluyó Penayo.

Asimismo, durante la tarde, las agentes defensoras Damaris Palumbo y Patricia Figueredo, participaron de la asamblea barrial que realizaron vecinos de San Lucas.

En la oportunidad, ambas informaron respecto a los avances en el expediente iniciado en la Institución.»En este caso, se avanzó muchísimo. La dueña de los lotes ya manifestó estar dispuesta a someterse al proceso. Quedó pendiente la entrega de documentos correspondientes y una vez cumplido este paso, se trabajará con el IPRODHA, en el marco del Programa» explicó Palumbo.

La noche del miércoles, el defensor Penayo junto a su equipo, se reunió con los vecinos de la CHACRA 112. Se trata de 20 familias asentadas sobre terrenos privados hace más de 20 años. «Es la primera vez que nos sentimos acompañados desde el estado» afirmaron durante el encuentro.

» Aunque cuentan con el certificado del RENABAP, algunos ya recibieron intimidaciones y aprietes» comentó el defensor. Por eso, asumiendo la representación colectiva, luego de escucharse los distintos requerimientos se dio inicio al proceso que llevará tranquilidad a esas familias.

«La Defensoría es una herramienta del vecino y quienes deben usarla, son ellos» concluyó Penayo.