dom. Jul 21st, 2019

Hernán Letcher «Argentina está expuesta a un riesgo exterio más grande que cualquier país»

La AGENCIA PACO URONDO dialogó con el director del Centro de Economía Política (CEPA), Hernán Letcher, sobre la inestabilidad financiera y la crisis económica y social que atraviesa el país.

«En el caso que se den vuelta los inversores extranjeros y que parte de la cartera local se dolarice vas a tener un problema grave. No te alcanzan los dólares de la cosecha, ni los del FMI», señaló.

 – La Revista Forbes en su edición mexicana emitió un diagnóstico muy duro afirmando que la «Argentina está a un paso del colapso económico». El dólar volvió a subir en estos días. ¿Qué lectura realiza de este momento económico?

– En términos generales, la Argentina tiene un nivel de exposición a cualquier riesgo exterior mucho más significativo que cualquier país del mundo. Esto está relacionado con la desregulación absoluta de la cuestión cambiaria. En ese escenario, en cualquier año electoral vos tenés incertidumbre, pero particularmente lo que vemos en este momento es un aumento muy significativo de los plazos fijos, como resultado de la eliminación progresiva de Lebac del año pasado.

Para los bancos la convirtieron en Leliq y para la gente de a pie en plazos fijos, que tienen plazos de vencimiento de 30 y 90 días. En los próximos noventa días se vencen todos esos plazos fijos. Es decir: 2 mil millones de pesos. A eso hay que adicionarle que tenés el bono Lecap, que están en manos de inversores, mayoritariamente extranjeros.

En el caso que se den vuelta estos inversores extranjeros y que parte de la cartera local se dolarice vas a tener un problema grave. No te alcanzan los dólares de la cosecha, ni los del FMI. Probamente tengas una corrida.

 – A ese escenario hay que sumarle un panorama laboral complejo, se conocieron 1.500 suspensiones en Renault, 600 despidos en Metalpar, 1.000 suspensiones en Peugeot…

– Ahora se publicaron datos de la caída industrial de 10,4%. Es el resultado de un modelo económico que claramente va en contra de la producción nacional. El nivel de tasas también actúa en contra de la producción nacional. Lo único que sorprende es la intensidad; teniendo en cuenta que estamos viviendo en una economía con el 45% de la capacidad no utilizada. Eso significa un montón de plata sin sentido. Nada hace pensar que pueda cambiar demasiado en el futuro.

 – Uno de los aspectos positivos que intentó rescatar el Gobierno fue el de la reactivación del mercado inmobiliario, a través de los créditos UVA. ¿Qué evaluación hace de esa lectura?

– Los créditos UVA actualizan capital por inflación. Con un atraso de unos sesenta días. Toda la inestabilidad cambiaria del año en una porción muy significativa se trasladó a precios, hoy la tenés en la cuota del UVA. La gente que ha tomado créditos UVA ha hecho un muy mal negocio, lamentablemente. En el futuro habida cuenta de que la inflación va seguir creciendo probamente la cuota se les escape y suba.

 – ¿Pero su capital en dólares no se mantiene resguardado?

– Eso es una falacia porque las unidades inmobiliarias han bajado un diez por ciento su valor en dólares. Además, el que quiere comprarse una casa quiere comprarse una casa. Si hubiese querido hacer un negocio financiero con la devaluación hubiese comprado dólares y ya. No se da ni siquiera ese escenario donde se mantiene el capital resguardado.

Se intentó instalar que no ibas a perder la plata porque en última instancia vendías. Da la impresión que se puso un poco más complicado. Suele ocurrir que en momentos de fuerte retracción hay una caída de las ventas y con eso cae el precio de las unidades. Paso en los 90; no había razón para que no pasara ahora también.

 – ¿Cómo imagina que el Gobierno intentará afrontar el año electoral en el plano económico?

– El Gobierno tiene previsto realizar tres cuestiones. Por un lado, el aumento de las AUH, que es el adelantamiento de los aumentos futuros. Para mí eso no va tener impacto porque no se trata de una nueva inyección de dinero sino sostener el mismo pago que realizó el año pasado a través de dos bonos. Son en total unos 15 mil millones de pesos.

La segunda medida es la que tiene con los créditos Argenta. Estamos hablando de una bomba de tiempo. Entre jubilados, AUH, pensionados no contributivos, deben a la ANSES 85 mil millones de pesos. El objetivo del Gobierno es duplicar eso. Es una locura. Porque estás prestando plata a personas que están mal económicamente, que tienen ingresos magros. No tienen capacidad de repago. Les estás dando una mochila de plomo. Eso puede tener impacto de cara al proceso electoral.

El tercer eje es que los salarios le ganen a la inflación. Me parece muy difícil. El Gobierno está pensando en paritarias públicas de 35%. Arrancaron con una inflación en 23% pero hoy probamente esté en 32%. De acá a dos meses no sé si terminarán con las expectativas de 35% de inflación anual.

Santiago Asorey

AGENCIA PACO URONDO – APU

Deja un comentario