“En la re­ne­go­cia­ción de la deu­da, está la so­cie­dad ar­gen­ti­na pri­me­ro”

Ante el pleno de la Cá­ma­ra Baja, el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guz­mán, ex­pu­so du­ran­te poco más de una hora. Tra­zó un pa­no­ra­ma de la si­tua­ción del país en re­la­ción a la deu­da, ha­bló de los desa­fíos a fu­tu­ro y acla­ró que no iba a dar de­ta­lles pú­bli­cos de la ne­go­cia­ción.

Tam­bién es­tu­vie­ron pre­sen­tes re­pre­sen­tan­tes de la CGT, los em­pre­sa­rios, la Igle­sia, in­ten­den­tes y fun­cio­na­rios. Les hizo una dura ad­ver­ten­cia a los Fon­dos de In­ver­sión Ex­tran­je­ros y des­de Jun­tos para el Cam­bio in­sis­tie­ron en pe­dir más de­fi­ni­cio­nes.

El mi­nis­tro ha­bló en el mar­co de una se­sión es­pe­cial, ante un re­cin­to casi a pleno -se re­gis­tra­ron unas trein­ta au­sen­cias-, don­de la ma­yo­ría de los blo­ques opo­si­to­res tu­vie­ron la po­si­bi­li­dad de for­mu­lar­le pre­gun­tas, más allá de las que le ha­bían ade­lan­ta­do por es­cri­to.

“Los de­ta­lles so­bre la ne­go­cia­ción no se ade­lan­tan para pro­te­ger a la so­cie­dad ar­gen­ti­na, y por­que es­ta­mos en una ne­go­cia­ción jus­ta­men­te”, dijo Guz­mán al ex­po­ner el mis­mo día en que lle­gó al país una mi­sión del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI), que au­di­ta­rá las cuen­tas pú­bli­cas y man­ten­drá di­ver­sas reunio­nes con fun­cio­na­rios del go­bierno na­cio­nal.

Jun­tos por el Cam­bio, prin­ci­pal ban­ca­da opo­si­to­ra de Dipu­tados, de­ci­dió con­cu­rrir al re­cin­to para es­cu­char al mi­nis­tro pero, en dis­con­for­mi­dad con los tiem­pos asig­na­dos para pre­gun­tar, no par­ti­ci­pó de las pre­gun­tas pos­te­rio­res a la pri­me­ra ex­po­si­ción de Guz­mán.

Pese a ello, el fun­cio­na­rio agra­de­ció en más de una opor­tu­ni­dad a Jun­tos por el Cam­bio y al res­to de los blo­ques opo­si­to­res por el apo­yo en la san­ción de la ley de re­ne­go­cia­ción de la sos­te­ni­bi­li­dad de la deu­da ex­ter­na.

“La mi­sión que me en­co­mien­da el pre­si­den­te no es sólo re­sol­ver una cri­sis de deu­da de for­ma ais­la­da sino re­sol­ver­lo de una ma­ne­ra que sien­te las con­di­cio­nes para un pro­ce­so de desa­rro­llo sus­ten­ta­ble por el cual Ar­gen­ti­na se pon­ga de pie y crez­ca en el tiem­po”, de­fi­nió.

Si bien man­tu­vo un tono se­reno, Guz­mán no sos­la­yó crí­ti­cas ha­cia el Go­bierno de Cam­bie­mos: dijo, por caso, que la cri­sis de deu­da que atra­vie­sa la eco­no­mía “es con­se­cuen­cia de que hubo un es­que­ma eco­nó­mi­co que en cier­to mo­men­to ge­ne­ró op­ti­mis­mo en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les”, pero que a par­tir de abril del 2018 se de­mos­tró que “es­tu­vo le­jos de ser exi­to­so”.

Prin­ci­pa­les de­fi­ni­cio­nes

Al tra­zar un pa­no­ra­ma de la si­tua­ción de país, el mi­nis­tro dijo que “en los úl­ti­mos 2 años 465.000 ar­gen­ti­nos han en­tra­do en si­tua­ción de in­di­gen­cia. La po­bre­za ha au­men­ta­do des­de 2017 al 2019 del 28.6% al 35.4% y si­gue es­ca­lan­do. Más de 2 mi­llo­nes de per­so­nas han caí­do bajo la lí­nea de po­bre­za en los úl­ti­mos 2 años. El pro­duc­to cayó en 3 de los úl­ti­mos 4 años. La caí­da acu­mu­la­da es su­pe­rior al 4.5% en los úl­ti­mos 2 años”

“Es hora de dar vuel­ta la pá­gi­na y de­cir­le nun­ca más a los ci­clos de en­deu­da­mien­to. Hay que aca­bar con esto para vi­vir en una Ar­gen­ti­na tran­qui­la y con opor­tu­ni­da­des”, ase­ve­ró y re­mar­có: “Nun­ca más a los ci­clos de so­bre­en­deu­da­mien­to. Nun­ca más a ci­clos que des­tru­yen opor­tu­ni­da­des”.

Ade­más, dijo que la Ar­gen­ti­na “vive una pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y so­cial. El país pa­de­ce una car­ga de deu­da in­sos­te­ni­ble que, de no re­sol­ver­se, pro­fun­di­za­ría el des­ca­la­bro ma­cro­eco­nó­mi­co y el des­ca­la­bro que el país ha ve­ni­do ex­pe­ri­men­tan­do”.

Por otra par­te, re­cor­dó que en abril de 2016 Ar­gen­ti­na vol­vió al mer­ca­do de cré­di­tos in­ter­na­cio­na­les y “hubo eu­fo­ria” ba­sa­da en la idea de que aquel cam­bio “iba a ge­ne­rar una di­ná­mi­ca vir­tuo­sa” a par­tir de una “llu­via de in­ver­sio­nes” que lue­go per­mi­ti­ría pa­gar la deu­da.

“Vi­nie­ron in­ver­sio­nes es­pe­cu­la­ti­vas y deu­da pero nun­ca lle­ga­ron las in­ver­sio­nes pro­duc­ti­vas”, de­nun­ció Guz­mán, que ana­li­zó que la eco­no­mía in­gre­só en una se­cuen­cia de “caí­da li­bre” a par­tir de abril de 2018.

“El pro­gra­ma an­te­rior no ayu­do a es­ta­bi­li­zar, no se cum­plie­ron los ob­je­ti­vos, pero sí las pre­mi­sas. Hizo todo lo que de­cía el pro­gra­ma: aus­te­ri­dad fis­cal y con­trac­ción mo­ne­ta­ria, bajo la idea de que eso iba a ge­ne­rar una res­tau­ra­ción de la con­fian­za. La pre­mi­sa era de que iba a ha­ber un sho­ck de con­fian­za”, re­me­mo­ró, tras lo cual dio evi­den­cias de lo fa­lli­dos que re­sul­ta­ron ta­les pro­nós­ti­cos.

El que avi­sa no trai­cio­na

Tam­bién ad­mi­tió que la re­ne­go­cia­ción de la deu­da pro­vo­ca­rá “frus­tra­ción” en­tre los bo­nis­tas al an­ti­ci­par una qui­ta im­por­tan­te que la haga “sos­te­ni­ble” y ase­gu­ró que el FMI “tam­bién es res­pon­sa­ble de la cri­sis eco­nó­mi­ca” que atra­vie­sa el país.

Así lo dijo al ex­po­ner en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, don­de con­si­de­ró que la Ar­gen­ti­na “se tie­ne que qui­tar de en­ci­ma el peso de una deu­da que as­fi­xia” para vol­ver a cre­cer y más allá de la crí­ti­ca si­tua­ción se­ña­ló que el Go­bierno tie­ne “el con­trol de la si­tua­ción”.

“Hay una vo­lun­tad fir­me de pa­gar la deu­da, el pro­ble­ma es que no hay ca­pa­ci­dad para ha­cer­lo. Para po­der pa­gar la deu­da, Ar­gen­ti­na tie­ne que cre­cer”, sos­tu­vo du­ran­te la se­sión in­for­ma­ti­va es­pe­cial.

En me­dio de su dis­cur­so, que duró una hora exac­ta, eva­luó que en el pro­ce­so de cri­sis de deu­da que afron­ta el país las “res­pon­sa­bi­li­da­des” son com­par­ti­das en­tre el Es­ta­do ar­gen­tino, los bo­nis­tas que in­vir­tie­ron con una tasa alta “por si la cosa iba mal”, y tam­bién el FMI.

Ad­ver­ten­cia para los Fon­dos de In­ver­sion

Una de las ex­pre­sio­nes de Mar­tín Guz­mán que ge­ne­ró más aplau­sos fue “No va­mos a per­mi­tir que fon­dos ex­tran­je­ros nos mar­quen la pau­ta de la po­lí­ti­ca ma­cro­eco­nó­mi­ca”.

Se­ña­ló el pro­duc­to in­dus­trial “se vie­ne des­plo­man­do. La in­fla­ción al­can­zó el 52,9% en 2019. Año a año ha ha­bi­do una di­ver­gen­cia muy fuer­te en­tre las me­tas de in­fla­ción anun­cia­das de lo que fue la in­fla­ción”.

Sos­tu­vo que en los úl­ti­mos dos años hubo un “bru­tal cre­ci­mien­to de la deu­da pú­bli­ca”, y pre­ci­só que esta pasó “del 52.6% del PBI en 2015 al 88,8% en 2019”, al aler­tar que “al país lo pisa la car­ga de deu­da”.

“Los paí­ses con es­tas cri­sis no sa­len has­ta que les de­jan de pi­sar la po­si­bi­li­dad de cre­cer. Es una con­di­ción ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­ria para rom­per una di­ná­mi­ca de re­ce­sión que se pro­fun­di­za sa­car­se de en­ci­ma esa car­ga de deu­da que no se pue­de pa­gar”. Y dijo que esto es “la con­se­cuen­cia de que hubo en es­que­ma eco­nó­mi­co que en cier­to mo­men­to ge­ne­ró op­ti­mis­mo en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les y que re­sul­to muy le­jos de ser exi­to­so para dar­le con­sis­ten­cia a un pro­ce­so de desa­rro­llo. Es la con­se­cuen­cia, sen­ci­lla­men­te, de un co­lap­so muy fuer­te de un es­que­ma eco­nó­mi­co”.

Con­si­de­ró que “los es­ce­na­rios que es­tán plan­tean­do no sue­nan tan op­ti­mis­tas, pero sí rea­lis­tas. La si­tua­ción es dura, si se de­ja­se la iner­cia re­cién en 2026 la eco­no­mía po­dría al­can­zar el equi­li­brio fis­cal”.

Agre­gó que “en 2020 no es rea­lis­ta ni sos­te­ni­ble una re­duc­ción del dé­fi­cit fis­cal. No se está apun­tan­do a esto”. “Los res­pon­sa­bles de la deu­da so­mos to­dos. Los bo­nis­tas que arries­ga­ron y el Fon­do”, afir­mó.

El mo­de­lo que se pre­ten­de

En este mar­co, Guz­mán pre­ci­só que su ges­tión tra­ba­ja en un es­que­ma que pon­ga “el mo­de­lo pro­duc­ti­vo en el cen­tro, que sí sea ca­paz de ge­ne­ra ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va que even­tual­men­te le per­mi­ta al país cum­plir los com­pro­mi­sos con los acree­do­res pero so­bre todo los com­pro­mi­sos con la so­cie­dad”.

En otro or­den, anun­ció que para 2020 el Go­bierno no plan­tea una “re­duc­ción del dé­fi­cit fis­cal pri­ma­rio” dado que no se­ría com­pa­ti­ble con la prio­ri­dad de cor­to pla­zo que es “ex­pan­dir la de­man­da” in­ter­na.

“No es un año en que se achi­que el dé­fi­cit fis­cal pri­ma­rio”, con­fir­mó el eco­no­mis­ta, y agre­gó: “No hay peor op­ción que la aus­te­ri­dad fis­cal en una re­ce­sión. Cual­quier otra al­ter­na­ti­va es me­nos mala”.

En esta lí­nea, sos­tu­vo que “un es­ce­na­rio al­can­za­ble, fac­ti­ble y más rea­lis­ta im­pli­ca al­can­zar el equi­li­brio fis­cal en 2023 y con­ver­ger unos años des­pués a un su­pe­rá­vit fis­cal pri­ma­rio en­tre 0,6 y 0,8 del PBI”.

En tan­to, sub­ra­yó que se en­ca­ró una es­tra­te­gia de re­duc­ción de la tasa de in­te­rés, que a fi­nes de 2015 es­ta­ba en el or­den del 63% y que aho­ra des­cen­dió al 48%.

“Si no re­ver­tía­mos esta di­ná­mi­ca ya sa­bía­mos lo que iba a pa­sar. Esto lo hi­ci­mos. Los pri­me­ros sig­nos son po­si­ti­vos. Esto está em­pe­zan­do a an­dar”, dijo, con op­ti­mis­mo.

Re­cla­mos des­de Jun­tos para el Cam­bio

Una vez fi­na­li­za­da la ex­po­si­ción, el in­ter­blo­que de dipu­tados de Jun­tos por el Cam­bio brin­dó una con­fe­ren­cia de pren­sa tras la ex­po­si­ción del mi­nis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guz­mán, y con­si­de­ró que su pre­sen­ta­ción “tuvo gus­to a poco”, al tiem­po que vol­vió a pe­dir un pro­gra­ma eco­nó­mi­co.

En el Sa­lón De­lia Pa­ro­di de la Cá­ma­ra baja, el pre­si­den­te de la ban­ca­da opo­si­to­ra, Ma­rio Ne­gri, sos­tu­vo que la ex­po­si­ción del mi­nis­tro “tuvo gus­to a poco” y agre­gó: “Coin­ci­di­mos en que te­ne­mos que ha­cer un nun­ca más de los ci­clos de en­deu­da­mien­to, pero tam­bién cree­mos que se ne­ce­si­ta un nun­ca más a los ci­clos de dé­fi­cit”.

“Nos preo­cu­pa no te­ner pre­su­pues­to. Nos preo­cu­pó que no haya un pro­gra­ma eco­nó­mi­co”, con­ti­nuó el dipu­tado cor­do­bés, quien ade­más re­mar­có que Guz­mán no res­pon­dió la to­ta­li­dad de las pre­gun­tas que Jun­tos por el Cam­bio le en­vió por es­cri­to.

Tam­bién pi­dió “de­jar de lado el re­la­to de que el en­deu­da­mien­to na­ció hace cua­tro años” y sub­ra­yó: “Por su­pues­to que ha­ce­mos la au­to­crí­ti­ca, pero la deu­da no na­ció con el go­bierno de Cam­bie­mos, es un pro­ble­ma es­truc­tu­ral, la Ar­gen­ti­na no cre­ce des­de 2010”.

Por su par­te, el dipu­tado Lu­ciano Las­pi­na, uno de los re­fe­ren­tes del PRO para te­mas eco­nó­mi­cos, cri­ti­có que el mi­nis­tro no di­je­ra “cuál es el plan para ba­jar la in­fla­ción” dado que, se­gún re­mar­có, “Ar­gen­ti­na no tie­ne mo­ne­da” de­bi­do a la suba sos­te­ni­da de pre­cios y ello obli­ga al país a en­deu­dar­se en mo­ne­da ex­tran­je­ra.

Por úl­ti­mo, el dipu­tado Al­fre­do Cor­ne­jo, pre­si­den­te de la UCR, dijo que “la qui­ta pue­de ser so­bre el ca­pi­tal, pero des­pués hay más in­tere­ses y al fi­nal no hubo qui­ta, en­ton­ces hay que de­jar de ju­gar para la tri­bu­na y ver la le­tra fina del acuer­do”.

#PuenteAéreo