«El dolor permanece igual que en 1994»

En el homenaje a las víctimas frente a la sede de la mutual judía, el presidente de la AMIA reclamó justicia y celebró que el Gobierno se encolumne con Estados Unidos e Israel al incluir a Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas.

Hubo presencia de funcionarios nacionales y un recordatorio a Nisman.

Centenares de personas se congregaron frente al edificio de la AMIA para conmemorar los 25 años del atentado terrorista que en 1994 se cobró la vida de 85 personas, dejó heridas en centenares y abrió uno de los capítulos más oscuros de la historia argentina .

Desde el escenario, el presidente de la mutual judía, Ariel Eichbaum, volvió a responsabilizar a Irán y celebró la creación de un registro de organizaciones terroristas en la que el gobierno nacional incluyó al movimiento libanés Hezbollah.

«Mientras vivamos en la impunidad, el dolor permanece igual que en 1994», dijo Eichbaum. Desde la calle brotaron denuncias de “impunidad” y pedidos de “justicia”.

En tanto, Sofía Guteman, familiar de una de las víctimas, cuestionó que “todos los gobiernos que se sucedieron desde el atentado hasta hoy están en deuda con las víctimas y los familiares”.

El discurso de Eichbaum se centró en cuestionamientos a las medidas tomadas por el gobierno anterior, como el memorándum con Irán que nunca entró en vigencia. “No se puede pactar con asesinos”, dijo y aseguró que desde el organismo que él preside “nunca fuimos ni seremos funcionales a ningún poder de turno que quiera utilizar la causa AMIA para un interés partidario o electoral”.

Frente a él estaban el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre algunos funcionarios del gobierno de Cambiemos. El acceso al vallado inmediato al escenario levantado sobre la calle Pasteur fue destinado a familiares de las víctimas, autoridades de la AMIA y las personas invitadas por los organizadores de ese evento.

El homenaje fue rodeado por un vasto operativo de seguridad que cerró los alrededores de la sede de la mutual y comenzó luego de la sirena que año a año suena a las 9:53, hora en que tuvo lugar la explosión. Por primera vez, ese sonido fue reproducido en todo el país a través de Radio Nacional, en un gesto que acompaña la decisión del Gobierno conmemorar el duelo nacional por ese ataque terrorista.

Tras la sirena, un audio con la voz de un niño o niña pidió: “No nos quedemos sentados. Tenemos que estar juntos no separados. Necesitamos la paz y vivir con seguridad. Queremos justicia y ninguna muerte más”. Luego se hizo un minuto de silencio y se leyeron los nombres de los 85 muertos. A cada uno de ellos, el público respondió “presente”, mientras que otros dijeron “justicia”.

Hubo un acto particular en recordatorio al fallecido fiscal Alberto Nisman, por quien se encendió una vela que se sumó a las 85 encendidas por los muertos. De hecho, durante su discurso, Eichbaum insistió con que la muerte del ex titular de la UFI-AMIA fue “un asesinato”. “Fue asesinado por ser fiscal de la causa AMIA”, redobló y exigió que ese hecho “sea esclarecido”.

Eichbaum también criticó la “lentitud” de la Justicia y pidió celeridad en el trabajo de la UFI-AMIA. Preguntó “cómo es posible que no haya ningún responsable preso por un delito de lesa humanidad” y aseguró que “es falso que en la causa AMIA no haya nada” nuevo ni ninguna revelación.

Apuntó todas las responsabilidades del caso contra Irán y Hezbollah. “A las pocas semanas se había establecido que el atentado había sido perpetrado mediante un coche bomba, y que Irán y sus diplomáticos, y la organización terrorista Hezbollah, eran los responsables junto a una conexión local de la que (Carlos) Telleldín sin dudas formaba parte. 25 años después, esas conclusiones no solo siguen vigentes” sino que “nunca fueron puestas en duda”.

Recordó que las alertas rojas de Interpol sobre los acusados iraníes siguen vigentes y remarcó que “sin el apoyo de la comunidad internacional”, los sospechocos “se seguirán burlando de nosotros”.

Celebró también la creación de un Registro Público de Personas y Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento (Repet) creado ayer por el gobierno macrista; lo celebró como “un paso concreto” y “apropiado”, y pidió que “los países vecinos hagan lo mismo”.

Por otra parte, calificó de “escandalosamente lento” al juicio que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 3 de Capital, integrado por los jueces Javier Feliciano Ríos, Andrés Fabián Basso y Fernando Canero, inició para establecer la conexión local del atentado, y cuyo principal acusado es el ex desarmador de autos Telleldín. “No podemos seguir esperando. Cada año que pasa, la Justicia se vuelve más lejana y abstracta”, cuesitonó.

De la misma manera criticó la labor del Ministerio Público Fiscal y de la UFI AMIA impulsada por el gobierno nacional y les demandó “dedicarse full time a la causa” por la voladura de la mutual.

Página/12