Derrumbe en las obras del aeropuerto de Ezeiza: un muerto y 13 heridos

Se desplomó una obra en construcción en la terminal aérea internacional Ministro Pistarini y se registró al menos un fallecido a causa de la destrucción. Hay cinco personas atrapadas bajo los escombros. Trabajan bomberos y rescatistas en el lugar. 

Un derrumbe en una obra en construcción en el aeropuerto internacional de Ezeiza dejó un muerto y siete heridos, segun informaron fuentes policiales. Trabajan dotaciones del cuartel de Ezeiza N° 1, perros rescatistas y ambulancias de la Policía Federal Argentina.

Según las primeras versiones, se derrumbó un andamio en el sector de partidas donde se llevaba adelante una obra de ampliación. Uno de los obreros, cuya identidad aún no trascendió, falleció. En tanto, hay otros cinco atrapados bajo los escombros. Varios heridos fueron trasladados al hospital local.

El derrumbe ocurrió en la zona de obras de la nueva terminal de partidas del aeropuerto, donde se cayó una pasarela en altura por la que transitan los operarios, informaron fuentes aeroportuarias.

La pasarela «es de la firma TANE y cedió por motivos aún desconocidos, aún se desconocen las identidades de los obreros. Tres de ellos están siendo tratados en sanidad del aeropuerto, y cuatro fueron trasladados al hospital de Ezeiza», informó una fuente de Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA).

Las causas del derrumbe aún no fueron establecidas y en el lugar trabajan bomberos y personal de sanidad.

Uno de los obreros, que trabajaba en la la construcción derrumbada del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y dejó como saldo un muerto y 13 heridos, dio detalles de la tragedia y contó cómo fue el desesperante momento.

«A las 4 y media de la tarde de este martes terminó mi horario laboral y fui a juntar mis herramientas. A los diez minutos, ocurrió la tragedia: vi todo, fue desesperante todavía estoy en shock», relató Leonardo, de 32 años, quien trabajaba en la obra desde los comienzos de la misma, hace 9 meses atrás.

«Estaba pasando a pocos metros de la obra cuando ocurrió el derrumbe. La imagen que me quedó grabada en la mente es indescriptible. Recuerdo que escuché una explosión que me dejó sordo y vi cómo el andamio estuvo a punto de caer sobre mi cuerpo. Entré en una desesperación tremenda, no sabía para qué lado disparar», relató.

«Todo pasó en cuestión de segundos. Recuerdo a mis compañeros colgando del andamio cuando el mismo estaba desplomándose, a punto de impactar contra el piso. Estaban todos gritando, desesperados, tratando de agarrarse de cualquier lado con tal de salvar sus vidas. Querían pedir ayuda pero no llegaron a pronunciar palabras, solo gritaban», recordó.

Continuó: «El resto de compañeros comenzó a correr sin dirección, todos corrían para todos lados pero no sabían dónde ir. Los menos afortunados fueron los que estaban trabajando en ese momento en el subsuelo, ellos quedaron sepultados y fueron aplastados por los escombros».

«Una vez que el derrumbe se concretó, los sobrevivientes corrieron hacia la obra en construcción y ayudaron a rescatar a los demás trabajadores mientras que esperaban que llegue la policía y las ambulancias. Luego, nos enviaron a nuestras casas. Estamos todos en shock, no podemos creer lo que pasó», aseguró.

En cuanto al fallecido, José Bulacio, capataz de la firma TANE, contó: «El fue uno de los que trabajaba en el subsuelo, quedó aplastado, todo fracturado. No eramos muy allegados, no conocía a todos los que trabajabamos en la obra porque eramos como 700 personas».

Al ser consultado por las causas del derrumbe, manifestó «la obra estaba siendo realizada a las apuradas porque estabamos próximos a la fecha de inauguración. Debido a la presión y a la falta de tiempo, nos chocabamos todo el tiempo. Esto pudo haber sido una de las razones».

Crónica