«Es cierto que Mauricio estuvo un poco enojado. Él puede pedir disculpas porque él reconoce», dijo sobre la conferencia de prensa del lunes. Su descripción del Presidente luego de la derrota y en plena crisis económica fue: «Macri se excede en hacer las cosas bien». «Al vicepresidente (sic) Pichetto también hay que pedirle un poco más de sutileza», le regaló a su compañero de fórmula. No se sabe qué cara puso Gabriela Michetti cuando Carrió nombró vicepresidente a quien por ahora es solo candidato.

«Hay que aceptar el resultado y modificarlo, pero tengo la certeza de que ganamos en octubre. Van a cambiar los votos. Hay mucha gente que está esquiando. El verano europeo es divino», aseguró Carrió. Insistió una y otra vez con esta imagen de que algunos se fueron de viaje o a esquiar. Este diario preguntó en el entorno de la dirigente a quién se refería, pero dijeron que se refería a sectores cercanos a Cambiemos que consideraron que las PASO no eran importantes.

«Me encanta la derrota de los encuestadores, porque los desprecio», se divirtió Carrió con el resultado desastroso para su espacio. Su intervención terminó con una arenga: «No se borren, los que se borran son cobardes. Cobardes lo que se borran y especulan. Son cabezas de lista y no fiscalizan toda la provincia. Cobardes los que se van de viaje, cobardes los que se enamoran de cualquier candidato», gritó Carrió, entre aplausos del gabinete nacional.