Propuestas de la Coprofam para contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Las gremiales de la agricultura familiar campesina e indígena (AFCI) del Mercosur, afiliadas a la Coprofam, representan más del 40 % de los pobladores rurales que responden a la caracterización del sector establecida por la resolución 25/07 de la REAF Mercosur.

Las AFCI son responsables de más del 60 % de los alimentos que consume la población de la región, y de allí su relevancia a la hora de atender el cumplimiento de los ODS acordados por Naciones Unidas para el 2030.

La actuación de nuestras organizaciones, que nuclean a una parte principal de los AFCI en siete países que incluyen al Mercosur, está vinculada de una u otra forma con el cumplimiento de los ODS.

Por una parte, la tarea que nos ocupa atiende varias de las necesidades que tienen nuestros representados (AFCI), para un mejor desarrollo de sus actividades productivas, comerciales y sociales.

Por otra parte, de nuestra capacidad de incidencia en los diversos espacios de diseño, ejecución y evaluación de políticas públicas diferenciadas, depende la conformación de un escenario cada día más favorable a los interese de los AFCI para su desarrollo y para el acceso a diversos servicios públicos que trascienden las cuestiones sectoriales pero que hacen a la superación de la pobreza y la exclusión, y a mejorar la calidad de vida en el medio rural.

Con esta mirada es que la Coprofam ha convenido con el FIDA la ejecución del Proyecto de Diálogo Político para la Transformación Rural (PDRT) durante tres años, apoyado con una donación del FIDA, cuyos objetivos son:

1. Mejorar la capacidad de actuación e incidencia de la Coprofam en foros regionales e internacionales, a partir de un mayor acceso y mejor manejo a información estratégica y de calidad sobre el estado de situación de las políticas públicas diferenciadas para la AFCI en su área de influencia.

2. Mejorar la capacidad de incidencia de las organizaciones miembro de la Coprofam a nivel de cada país, a partir de un seguimiento permanente del proceso de identificación, discusión y diseño de políticas públicas de apoyo a la AFCI.

3. Prestar atención especial, tanto en lo que refiere a propuestas, como a seguimiento e implementación de políticas de protección social e inclusión productiva, que contemplen a los sectores de población más desfavorecidos y vulnerables: mujeres, jóvenes y pueblos originarios.

4. Asistir a las organizaciones afiliadas a la Coprofam, que estén localizadas en las áreas de actuación de los proyectos FIDA de cada país, para apoyarlas en la identificación de las necesidades que deben atender para poder acceder a mercados diferenciados y/o lograr participar de las compras públicas, facilitando su acceso a los instrumentos de los proyectos FIDA.

El buen cumplimiento del proyecto por la Coprofam, junto con otras iniciativas que está coordinando con FAO, IICA, el Foro Campesino y el Foro Rural Mundial, le permitirán influir en muchas de las dimensiones que hacen a la superación de la pobreza y la exclusión, y a la mejora de la calidad de vida en el medio rural.

Coprofam contribuirá a que sus asociadas encuentren oportunidades de desarrollo productivo y económico aprovechando los instrumentos de las políticas públicas consagrados para atender sus intereses en cada país en donde actúan, en particular, los proyectos FIDA en cada caso.

Asimismo, capacitará a sus dirigentes en los siete países en que está presente, para dotarlos de mejores herramientas para incidir en el diálogo de políticas públicas, para avanzar en la conformación de escenarios de desarrollo más favorable para el sector, que involucre no solo los aspectos referidos a la producción, industrialización y comercio, sino también la infraestructura y servicios públicos básicos (educación, salud, comunicaciones, etc.).

La actuación de Coprofam pondrá foco en la atención a las mujeres y a la juventud rural, en procura de la igualdad de oportunidades y de asegurar la sucesión rural, y prestará especial atención al manejo de las actividades productivas con tecnologías que atiendan la conservación de los recursos naturales y que ofrezcan a los AFCI mayores posibilidades de resiliencia.

La actuación de las gremiales buscará no solo la seguridad alimentaria de sus afiliados, y una mejor calidad de vida en el medio rural, sino que estará comprometida en asegurar el abastecimiento de los centros urbanos con alimentos de calidad producidos de manera sustentable.

Adicionalmente, desarrollará una agenda de cooperación horizontal con la Plataforma de Diálogo Regional Rural (PDRR) —que es una gremial similar con base en siete países de Centroamérica y República Dominicana)—, procurando ampliar su área de influencia en los diferentes temas mencionados anteriormente, para influir en Latinoamérica y el Caribe (LAC), más allá de su ámbito natural de incidencia, que es el Mercosur.

Esta cooperación pretenderá lograr acuerdos para la presentación de propuestas compartidas en los ámbitos de carácter regional en los que cada una participa (REAF Mercosur, Consejo Agropecuario del Sur (CAS), Alianza por la Soberanía Alimentaria), y en los ámbitos de carácter global donde las gremiales de la AFCI suelen ser llamadas por la comunidad internacional para dar sus opiniones, entre los que se destacan el Comité de Seguridad Alimentaria (CSA) de FAO y el Foro Mundial Campesino del FIDA.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *