jue. Jul 18th, 2019

AMLO encara una audaz reforma de los medios públicos

El presidente de México aseguró que se «terminaron los sobornos a periodistas y medios», práctica común en el país, prometió una distribución equitativa de la publicidad oficial y decretó la apertura de los archivos secretos que podrán ser consultados en su totalidad.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció la semana pasada una audaz reestructuración de los medios de comunicación del Estado, que estarán integrados en una única coordinación bajo el ala de la cartera federal de Comunicación Social.

«El programa de Comunicación Social del Estado es para la integración de todos los medios de comunicación que dependen del Estado en un sistema público de radio y televisión», dijo AMLO en conferencia de prensa. El programa coordinará el Sistema Nacional de Radio y Televisión, los canales de televisión Once y 22, Radio Educación, Televisión Educativa, el Instituto Mexicano de la Radio (Imer), y la agencia estatal de noticias Notimex.

La creación de una sola entidad tiene como objeto «armonizar y coordinar todos los medios de radio y televisión del Estado». En la actualidad, agregó «hay muchas estaciones y canales de TV y una agencia de noticias, Notimex, pero no hay una política de Estado en lo relacionado con la comunicación social que garantice el derecho a la información».

AMLO afirmó que en su gobierno no habrá más sobornos a periodistas y medios, y se comprometió a transparentar el gasto en publicidad oficial. «Ya no habrá más el llamado ‘chayote’ (coimas a la prensa), se acaba el soborno a medios y periodistas, y vamos a transparentar la publicidad del gobierno», dijo el presidente en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador informó que su gobierno manejará aproximadamente 4200 millones de pesos (221.437.519 de dólares) en publicidad, cifra que equivale a la mitad de lo que gastó el ex presidente Enrique Peña Nieto en el último año de su administración.

«Tenemos que bajarlo porque era mucho, se pasaban», dijo. Garantizó que el ejercicio de esos recursos para publicidad será transparente para que todos los ciudadanos conozcan los criterios de distribución. «La publicidad no es un favor», dijo. «Los medios tienen una función social, son entidades de interés público y como Estado tenemos la obligación de apoyar para que no cierren los medios».

López Obrador mencionó una serie de criterios que su gobierno considerará para el gasto de publicidad. Entre otros, «su alcance, su independencia, si son autónomos, independientes». También se tomará en cuenta si son medios «con dimensión social», o si son propiedad de empresas o de profesionales del periodismo. Es decir, habrá «una serie de factores que se tendrán que tomar en consideración».

El objetivo de coordinar todos los medios de comunicación del Estado es «que haya una orientación editorial, que tenga como propósito informar con objetividad, profesionalismo e independencia; aun siendo estaciones canales de televisión del Estado, no va haber injerencia en la información que se transmite, tendrán absoluta autonomía», enfatizó el presidente.

Aclaró que esta reestructura no pretende que el sistema de medios públicos compita con medios concesionados y privados. «Que no se vea esto como una acción en contra de los medios particulares o que tienen concesiones, de ninguna manera».

«Habrá toda la libertad, no habrá censura», dijo AMLO. «Libertad absoluta y completa y protección, sobre todo en periodistas de los estados», ofreció el presidente al referirse a la situación de violencia que han enfrentado los reporteros en México. Incluso abrió la posibilidad de que periodistas despedidos recientemente de medios que argumentan crisis económica puedan integrarse a sistema público.

López Obrador además anunció la próxima firma de un decreto que ordenará la apertura de todos los expedientes federales reservados por gobiernos anteriores, que están bajo resguardo del Archivo General de la Nación (AGN) y del extinto Centro Nacional de Seguridad Nacional (Cisen).

«Se van a abrir los archivos secretos, todos, porque había una parte del AGN reservado, pero no la habrá más, podrán consultarse todos los expedientes y estoy por firmar el decreto», dijo López Obrador.

Periodista a cargo del sistema

Al frente de la coordinación del sistema fue designado Genaro Villamil, periodista de la revista semanal Proceso, uno de los medios más contestatarios desde su fundación en 1976. El hombre de prensa dijo que su misión consistirá en «crear una armonía entre los medios públicos del Estado, no hay nada más público que la información que llega al pueblo y la ciudadanía». Indicó que los medios públicos «no son medios del gobierno, ni se trata de que imiten el modelo comercial, sino que van a ejercer el derecho de la ciudadanía de estar informada».

En cuanto a la agencia Notimex, la ley no la coloca dentro de la coordinación de medios públicos; «pero vamos a integrarla a esta coordinación con una sinergia, que no es control.

Entre los planes de la nueva coordinación está capacitar a las radios comunitarias, que informan a las localidades del interior del país «que necesitan apoyo para comunicación».

Puso como ejemplo la tragedia ocurrida en la explosión de una fuga en un ducto, ocasionada por una toma clandestina abierta por ladrones de combustible. La tragedia se habría evitado, «si se hubiese advertido de los riesgos a las comunidades en radios comunitarias», consideró.

Luis Faraoni

 

Deja un comentario