Nuestra atención es cada vez más un codiciado bien

Actualmente, la producción, transmisión, difusión y comunicación de piezas textuales, culturales, literarias, audiovisuales, fotográficas, artísticas, auditivas, y culturales, en cualquiera de las cientos de formas que puede adoptar, es mucho mayor de lo que cualquier ser humano puede consumir en su tiempo de vida.